Estaríamos informando de la versión Mexicana de Con Air de no ser porque dos policías vestidos de civiles sometieron a un pasajero que intentó ingresar en la cabina del piloto durante el vuelo con destino a Durango. Según reporta La Jornada

, el sujeto que sembró el pánico entre los 35 pasajeros del vuelo AM2600 de Aeroméxico, se trataba de un delincuente que era trasladado a Durango, esto explicado por los propios agentes que lo escoltaban.

Aun así, más de un susto sacó el hombre al momento de correr por el pasillo de la nave rumbo a la cabina mientras gritaba “me traen secuestrado”. Aunque la intención del supuesto reo era llegar al puesto del piloto, le faltó un buen tramo para lograrlo, ya que los policías lo sometieron cuando apenas estaba por ingresar al área de primera clase, donde ni pasajeros había.

Después de tener controlada la situación, uno de los hombres que logró la proeza se presentó como policía y explicó que se realizaba el traslado de un detenido a Durango… sólo que éste pidió ir al baño y en un descuido se fue corriendo… así que nomás fue el puro susto.

con air

De acuerdo con testimonios de pasajeros, el pánico fue generalizado: “yo creo que también entre la tripulación, porque curiosamente el avión llegó 30 minutos antes a la ciudad de Durango”. Algo bueno salió del incidente: como ya nadie se quiso sentar junto a los policías y el supuesto delincuente, todos los pasajeros que ocupaban los asientos traseros fueron llevados a primera clase.

Pese a lo ocurrido, la Procuraduría General de la República asegura que los traslados de reos no se realizan en vuelos comerciales, sin embargo aún no se da a conocer cuál es la identidad del detenido. Las autoridades correspondientes tampoco han informado cuál es la razón por la que se trasladó al supuesto reo, contradiciendo los dichos de la PGR.

@plumasatomicas

*Vía La Jornada