Mejor saca el efectivo: Falla en data center afecta el uso de tarjetas de crédito y débito en México

**Actualización**

Prosa ha dicho a través de un comunicado que la falla que se presentó fue en el Data Center ubicado en Santa Fe y que se encuentran trabajando para volver el servicio a la normalidad. Además, adjuntó una lista de servicios que resultaron afectados este sábado, sin embargo, no detalló si ya se restablecieron en algún banco en específico, por lo que les recomendamos seguir con el efectivo. Hasta aquí nuestro reporte, Joaquín, volvemos al estudio.

Foto: Prosa México

Si estás a punto de comprar la despensa, pedir la pizza para la comida o pagar tu recibo de teléfono, esperamos que en la semana hayas tenido tiempo de sacar dinero de tus tarjetas de crédito o débito (o de plano que cuentes con efectivo en la cartera), pues este sábado 10 de agosto se ha reportado una falla en el data center del país que conecta a diversos bancos, el cual ha provocado caos con los pagos y uso de tarjetas. NOOOOO.

De acuerdo con información de El Financiero, el data center de una compañía procesadora llamada Prosa -que se autodefine como la empresa de servicios de transacciones electrónicas más grande de América Latina y una de las diez más importantes a nivel mundial-, presenta “incidencias” que afectan en estos momentos el uso de terminales ubicadas en puntos de venta, cajeros automáticos, entre otras operaciones.

¿Y eso qué quiere decir?, que en este momento aunque quieras y hagas un berrinche del tamaño del mundo no vas a poder pagar con tarjeta de crédito o débito. Si eso no fuera suficiente, tampoco podrás disponer de efectivo en los cajeros ni mucho menos hacer pagos en línea.

A través de su cuenta de Twitter Andrés Velázquez, especialista en ciberseguridad, dijo que efectivamente hay un fallo por parte de Prosa, pero que ya se encuentran trabajando para solucionarlo. Por otro lado, se desconocen los bancos que han resultado afectados por esta falla, pero mientras tanto les recomendamos usar efectivo. No vaya a ser que hagan el coraje del siglo.