Reseñando y regalando The Hunger Games

La reinterpretación de best sellers como Harry Potter y Game Of Thrones parecen haberse convertido en un buen hábito para la industria cinematográfica y televisiva.

Lllevar un libro a un guión  no es tarea fácil. Libros como 1984 de George Orwell, no se exhibieron con éxito en la pantalla grande, a pesar de ser grandes títulos. Pero otros directores como Peter Jackson, David Fincher o Niels Raden han demostrado buena habilidad para llevar un libro al cine y, aunque quizá no se apeguen al 100% con el libro, saben hacer una gran entrega a la audiencia.

A la lista podemos agregar a Gary Ross, el reconocido guionista y director de películas como Big, Pleasantville y Seabiscuit. Su última entrega, The Hunger Games, alcanzó más de 600 millones de dólares en taquillas gracias a su dirección y la trama de la obra de Suzanne Collins, inspirada en el mito griego de Teseo y el laberinto de Minos.

La historia nos lleva a un futuro, aparentemente, no muy lejano, a una nueva nación conocida como Panem. Este país autoritario vivió, varias décadas antes, una guerra civil, en la cual los 13 distritos que la conforman se levantaron contra el Capitolio. Después de sangrientos enfrentamientos, el Capitolio sometió a 12 distritos y extermino al número 13.

Para recordarle a los derrotados que deben de estar en línea, los hombres en el poder decidieron organizar los Juegos del Hambre, una competencia donde un chico y una chica de cada distrito (24 en total) se enfrentan en campo o ciudad, sin reglas, hasta la muerte. El sobreviviente de dicho enfrentamiento se lleva la fama y riqueza.

La trama se centra en dos jóvenes seleccionados para representar al Distrito 12, Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence) y Peeta Mellark (Josh Hutcherson). Katniss se ve obligada a ofrecerse para competir cuando su hermana es seleccionada en el sorteo, mientras que Peeta simplemente tiene la mala suerte de salir en el sorteo. Al llegar al Capitolio, su entrenamiento comienza y cada uno tendrá que lucir sus cualidades para mejorar las posibilidades de regresar a casa con vida. Eso no necesariamente significa que Katniss, por ejemplo, tenga que mostrar su habilidad con el arco, sino que tendrá que conseguir la atención y el apoyo del público.

Además de estos dos jóvenes y ya sobresalientes actores –Lawrence fue nominada al Oscar en el 2010 por su actuación en Winter’s Bone y Hutcherson destacó el mismo año por su papel en The Kids Are Alright–, podemos ver a Stanley Tucci, reconocido por su papel en The Devil Wears Prada o The Terminal; Wes Bentley, el muchacho de American Beauty; Liam Hemsworth de The Expendables 2; el reconocido Donald Sutherland; Lenny Kravits; y Woody Harrelson, quien difícilmente nos puede caer mal después de sus personajes en Zombieland y Natural Born Killers.

La realización de los personajes juega un papel importante en la película, pues la historia gira más con los personajes que con cualquier otra cosa; uno va descubriendo en el contexto de los Juegos a cada uno de los protagonistas, sea sobre la historia del país, del distrito o de los mismos Juegos. Harrelson presenta uno que hemos visto antes: distante, indiferente, pero tiene un lugar reservado en su corazón para sus seres queridos, en este caso hablamos de Katniss, a quien cuida y entrena, antes y durante el espectáculo. El personaje de Hutcherson es otro bien logrado, pues tiene distintos giros a lo largo de la historia y todos generan interés de saber qué está ocurriendo… Empieza como un personaje poco amenazante, pero mientras avanza la trama, nos vamos dando cuenta que tiene muchas cartas bajo la manga. Finalmente Katniss tiene un personaje adecuado, de acuerdo a los grandes papeles que ha hecho. En realidad, se parece mucho al personaje de Harrelson: es una chica hostil, con mala habilidad para tratar a los demás; pero eso mismo la convertirá en un atractivo participante y buena amiga de su entrenador.

En cuanto a la realización de la película, los vestuarios y la edición de la fotografía son dos aspectos que más se pueden destacar de la producción dirigida por Gary Ross. El vestuario, en las zonas rurales, es con lo que más nos podemos identificar: usan botas para caminar, pantalones de mezclilla, chamarras de tipo cazador, peinados casuales… Lo que vemos hoy, todos los días. Pero, la vestimenta que resulta verdaderamente llamativa es la de los capitalinos. Citando a una estimada amistad: “es tan fea, que te gusta”. Y es cierto, es ropa tan extravagante y exagerada que atrae. Usan colores llamativos, ropa demasiado adornada, maquillaje en exceso y peinados que sólo son superados por los exóticos cortes en Star Wars; no le hagan mucho caso a la cita, pues son vestuarios que no se alejan mucho de nuestra realidad y le dan un toque extrañamente agradable a la película, pues hasta parecen ser así para causar un efecto de rechazo a los capitalinos, los represores de los distritos.

En cuanto a la fotografía, no es extraordinaria –pensando en fotógrafos como los que consigue Terrence Mallick–, pero es buena, sencilla y auxilia bastante bien a la narrativa. Sin embargo, la edición es un pequeño detalle que causa un conflicto: unos podrán ver que los usos que le dan son un exceso o logran justamente su objetivo. Existen un par de escenas de explosiones y alucinógenos, que aprovechan mucho la situación para variar el foco y distorsionar las imágenes –exitosamente apoyados del audio. A su servidor, esos recursos lo marearon. Ustedes juzgarán las escenas cuando las vean.

A pesar de estar basado en un Best Seller –obras que corren el riesgo de ser como una pegajosa canción de pop o los libros de Stephanie Meyer, Twilight: bastante malitas–, Gary Ross, junto con su equipo de producción y el elenco, logran traer a la pantalla un trabajo. Con muy buen ritmo, una narrativa clara y coerente, este primer episodio de la trilogía basada en la obra de Suzanne Collins sí nos hace querer tomar los libros y averiguar que sigue en la vida de los protagonistas.

Les dejamos a continuación el trailer de la película para que se hagan una mejor idea de lo que les estamos hablando.

Como no queremos que pierdan la oportunidad de ver este filme, a partir de hoy y hasta el domingo podrán participar en la siguiente trivia para ganar una copia en DVD de The Hunger Games, cortesía de los muchachos de On Screen.

La mecánica es la siguiente: los primeros diez en responder correctamente las tres preguntas, se llevarán una de las 10 copias de la película. Las respuestas tienen que ser enviadas a [email protected] y tienen hasta las 23:59 hrs del domingo 2 de septiembre para participar. Nosotros contactaremos a los ganadores para que sepan el lugar y hora para pasar a recoger sus premios.

1. ¿Cómo se llama el mejor amigo de Katniss?

2. ¿Qué número de Juegos son los que se celebran en la película?

3. ¿Cuál es el nombre de la secuela de The Hunger Games?

Suerte y nos cuentan que les parece.