El escritor José Saramago murió este viernes, en Lanzarote, víctima de una leucemia crónica a los 87 años de edad.

Saramago fue el primer escritor portugués en ganar un Premio Nobel de Literatura, en 1998. También periodista y editor, su ideología política lo definió toda su vida, por su tendencia izquierdista.

En las letras incursionó tempranamente en la poesía (con

Poemas posibles y Probablemente alegría) y también en el teatro ( ¿Qué haré con este libro?). Comenzó a ganar reconocimientos con su libro Memorial del convento, y con posteriores obras que fueron llevadas a los escenarios y al cine.

Uno de sus libros más controvertidos, e incluso vetado, fue El evangelio según Jesucristo de 1991. Posterior a éste, volvió con una trilogía de trabajos sobre lo que llamaba “la identidad del individuo”: Ensayo sobre la ceguera, Todos los nombres y Ensayo sobre la lucidez.

Desde el 2008 y hasta hace unos meses, Saramago había publicado algunos textos en su blog El Cuaderno, siendo su último post Ni leyes, ni justicia. Su escritura en este medio se había visto pausada por la elaboración de una nueva obra, la cual abordaría la industria del armamento.

Descanse en paz.