¿Cómo? ¿Por qué? Las autoridades de Rusia están igual o más confundidas con un robo reciente en la región ártica de Murmansk. Resulta que unos ladrones —casual— se robaron un puente ferroviario de 23 metros de largo y que pesaba 56 toneladas. 

De acuerdo con la BBC, la policía local ya abrió una investigación criminal en contra del grupo de manchados… pero igual no hay muchas pistas qué perseguir.

roban-puente-rusia-02

Foto: WK

La verdad es que esta construcción ya ni siquiera se usaba y una de las razones por las que fue posible este robo es porque está ubicado a la vuelta de donde un famoso Chuy perdió sus chanclitas. El puente desaparecido está cerca del asentamiento abandonado de Oktyabrskaya… a unos 170 kilómetros de la capital de la región, Murmansk; o sea, como a unas 24 horas de Moscú.

mapa-rusia-puente-moscu

Murmansk es el punto rojo al norte // Foto: Google Maps

Imagínense cómo está de abandonado el changarro que este puente se utilizaba para transportar minerales desde una planta cercana que lleva más de 12 años en bancarrota. 

Las primeras teorías del robo empezaron cuando los pocos residentes de la zona empezaron a ver pedazos del puente en el río. Entonces, las autoridades investigan la posibilidad de que los ladrones hicieran el reconocidísimorobo hormiga’: rompían un pedazo y se lo llevaban. De acuerdo con los reportes recolectados por la BBC, el robo pudo haber comenzado en abril.

¿Y ahora? ¿Qué sucederá? Pues parece que no mucho.

roban-puente-rusia

Foto: WK

Los servidores públicos de Rusia no tienen cara de querer reemplazar el puente —además hay uno más nuevo ahí cerquita— y no tenía mucha utilidad. “A quién le importa, esto no es Alemania y restaurar el panorama destrozado no está en la agenda”, comentaba un joven en redes sociales.

A pesar de la magnitud del robo, parece que nuestros ladrones no se hicieron millonarios: el robo se estima en una pérdida de 9 mil dólares.