Del RusiaGate a WikiLeaks, ¿quién es Roger Stone y qué rayos tiene que ver con Trump? Tienes que saber

Del RusiaGate a WikiLeaks: ¿Quién es Roger Stone y qué rayos tiene que ver con Trump?

¿El fin justifica los medios? Para algunos políticos esta premisa es ley en su ética profesional. Y con esto abrimos uno de los capítulos en la historia de cómo el polémico magnate Donald Trump llegó hasta el más alto nivel de poder en Estados Unidos: la Presidencia. En su camino, se ha señalado que Trump se sirvió de todo para ganar las elecciones presidenciales de 2016, desde la injerencia rusa hasta las filtraciones de WikiLeaks, de la mano de un consultor llamado Roger Stoneun viejo conocido del escándalo de Watergate, las noticias falsas y los malabares en la Casa Blanca.

Resulta que este viernes 25 de enero, Estados Unidos despertó con la noticia del arresto del consultor y estratega político Roger Stone, por siete cargos —entre ellos, por obstrucción de un procedimiento oficial, falso testimonio y manipulación de testigos—.

‘Get Me Roger Stone’, Netflix.

Y, ¿luego, ¿por qué es tan importante la detención de Stone para Estados Unidos —y el mundo—? Pues por la sencilla razón de que este consultor orquestó la marcha de Trump hacia la Casa Blanca con un montón de trucos y, presuntamente, golpes bajos.

¿Quién rayos es Roger Stone?

Nada más y nada menos que el orquestador para que políticos como Ronald Reagan, George H. W. Bush… y el empresario Donald Trump llegaran a la Casa Blanca.

Roger Jason Stone Jr — de origen húngaro e italiano… pero que hoy en día apoya la política de cero tolerancia contra los migrantes ilegales y el muro de Trump— puso su consultoría con sus compas Paul Manafort otro implicado en el Rusiagate— y Charles R. Black Jr, en la década de lo 80 para darle una ayudadita a los candidatos del Partido Republicano.

Todo esto a base de intrigas, difusión de noticias falsas y muchos, muchos escándalos, de acuerdo con los reportes de la prensa norteamericana.

Nixon y el Watergate

Y, ¿cómo no? Si Stone aprendió a la mala, en las ligas mayores para manejar la información y las redes políticas.

El entonces joven consultor trabajó como un promotor en la campaña de Richard Nixon peeeeero “por la noche traficaba con las artes negras”, según alguna vez dijo aunque —eso sí— negó que hiciera cualquier cosa ilegal.

Donald Trump, Rusia y WikiLeaks

Pasó el tiempo y un montón de acusaciones por parte de la prensa estadunidense contra Roger Stone por actividades ilegales en la política.

Y justo en la década en la que fundó su consultoría, Stone conoció al buen Donald, comenzó a trabajar para el magnate y esta colaboración se extendió hasta 2015, cuando Trump buscó llegar a la Presidencia con la bandera del Partido Republicano.

Foto: Getty Images.

¿El resto? Se supone que ya lo conocemos pero a medias. Resulta que Stone participó en la campaña electoral de Trump como uno de sus asesores más importantes. Sin embargo, lejos de los reflectores continuó dándole seguimiento a la carrera electoral.

Al igual que Paul Manafort, quien había sido su socio en los 80, Stone cabildeó por el entonces candidato republicano hasta lo insospechado.

Primero, por filtrar información para desacreditar a los oponentes de Trump —recordemos aquella vez que señaló al republicano Ted Cruz, entonces principal rival de Trump en el partido, de infidelidad y mantener relaciones extramatrimoniales con cinco mujeres—.

¿Después? Por presionar al Partido Republicano para que Trump le entrara como candidato presidencial y lo apoyara —en 2016, Stone creó el grupo a favor de Donald Trump, Stop the Steal, para meter presión a los republicanos—.

Y, finalmente, por armar el rollo presuntamente con los vínculos entre agentes rusos, la campaña de Trump y… WikiLeaks.

WikiLeaks

En 2016, mientras Hillary Clinton se perfilaba como candidata del Partido Demócrata, se dieron a conocer 20 mil correos electrónicos de la ex primera dama, que revelaban su incidencia en la política exterior y uno que otro secreto sobre cómo operaba Hillary.

La filtración, por parte de WikiLeaks, fue un escándalo y en gran medida ayudó a reducir los puntos a favor de Clinton.

Y va de nuez, la sombra de Stone siguió a este escándalo. En este caso, un testimonio reveló que Stone se había intentado comunicar con Julian Assange para obtener información de Clinton.

¿Mala idea? Más allá de mantener un perfil bajo, Stone hizo todo lo contrario y ahora es señalado por el fiscal especial Rober Mueller por siete cargos —aunque este mismo día logró su liberación—, relacionados con la incidencia de Rusia en las elecciones de 2016 y mentirle a la nación.

Mientras esto sucede, puede que Trump continúe seguro del apoyo de Stoneaunque Paul Manafort ya dio su brazo a torcer y en 2018 se declaró culpable de conspirar en contra de su país y obstruir la justicia— la palabra de Roger Stone ha quedado grabada en la memoria del mandatario:

“¡Nunca testificaré contra Trump!”.

**Foto de portada: Getty Images.

Comenta con tu cuenta de Facebook