Entregó el sindicato petrolero y todo… pero güey no es. El ahora exsecretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps, se protege ante un previsible congelamiento de sus cuentas y, para que no vaya a ser la de malas, también hace lo mismo con las de su familia.

De acuerdo con Proceso, fuentes del Poder Judicial de la Federación (PJF), el recurso legal ya fue aceptado por el Juzgado Décimo de Distrito en Materia Administrativa de la CDMX… y abarca tanto a Romero Deschamps, como a su esposa e hijos. Cebe señalar que lo único que se ha hecho fue aceptar el trámite, lo cual no quiere decir que ya tiene luz verde. Es decir, resta esperar la decisión del juez, para ver si protege (o no) las cuentas de los susodichos.

Recordemos que, incluso antes de que se diera la renuncia de Romero Deschamps del sindicato petrolero, se rumoreó sobre el bloqueo de las cuentas de éste… pero todo fue desmentido por le mismísimo presidente, quien lo que sí confirmó fue las denuncias que el exlegislador tenía en su contra (con recomendación de renuncia al sindicato incluida). Horas más tarde, se confirmó que las palabras de AMLO surtieron efecto… y Carlos Romero Deschamps terminó con 26 años al frente de uno de los sindicatos más poderosos del país.

Carlos-Romero-Deschamps-Pemex

Carlos Romero Deschamps 2003. Foto: Cuartoscuro.

Según el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, no es verdad que se hayan librado órdenes para asegurar las cuentas ni de Romero Deschamps o alguno de sus familiares. Según el hombre que ya agarró de bajada a Chayito Robles y Emilio Lozoya, lo que la institución que liderea sí hizo fue solicitar información de los estados financieros a la Comisión Bancaria y de Valores, para detectar posibles movimientos sospechosos… pero nada más eso.

Al igual que AMLO, Santiago Nieto confirmó las dos denuncias existentes en contra del exlíder petrolero y sus familiares, por posibles delitos de operación con recursos de procedencia ilícita.