Este miércoles, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, firmó una ley para oficialmente sacar a su país del Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), mismo que fue firmado por la entonces URSS y Estados Unidos en 1987.

De acuerdo con el texto firmado, Rusia ya no tiene que cumplir con las obligaciones del tratado pero el presidente aún puede tomar la decisión de regresar al tratado.


Pero ¿por qué esto es importante?

El tratado firmado en 1987 tenía el objetivo de que, en común acuerdo, ni Rusia ni Estados Unidos podían desarrollar misiles balísticos y de crucero con base en tierra que tuvieran un alcance de entre 500 y cinco mil 500 kilómetros. Esto incluía a los nucleares y a los convencionales.

Es decir, se eliminó toda una categoría de armas nucleares y se incluyó un mecanismo para verificar que las potencias cumplieran con lo firmado.

Foto: Wikipedia/ Mijaíl Gorbachov y Ronald Reagan firmando el INF

De todos modos Estados Unidos ya estaba fuera

Recordemos que el pasado mes de febrero, la administración del presidente estadounidense Donald Trump anunció su salida de este tratado con Rusia.

El argumento de Estados Unidos era que la otra parte no estaba cumpliendo con su parte por lo que dio 60 días para que se volviera a cumplir con los puntos antes de que se retirara.