Ya que no le gusta que le hagan mosca y si debe haber fuerzas extranjeras en Venezuela sólo deben ser las suyas, Donald Trump señaló que Rusia debe salir de la República Bolivariana… “¿Pos que se creen esos intervencionistas de Moscú?”, dijo Trump al recibir en la Casa Blanca a la, según él, es la primera dama de Venezuela: Fabiana Rosales, esposa de Juan Guaidó.

Bueno, en realidad no dijo eso… lo que sí salió de boca de Trump es que Estados Unidos tiene listas “todas las opciones” para sacar a las fuerzas rusas de Venezuela, luego de que el gobierno de Vladimir Putin aceptara sin ninguna bronca que realizó el envió de militares a la tierra de Ricardo Montaner.

Fue el sábado pasado cuando dos aviones provenientes de Rusia aterrizaron en Venezuela con un ciento de soldados a bordo. Hasta apenas ayer, martes 26 de marzo, la portavoz del Ministerio de Exteriores en Moscú, María Zarájova, aceptó que la administración de Putin envió a efectivos al país sudamericano… pero lo hizo en cumplimiento de un acuerdo de cooperación técnico-militar, aunque no se especificó cuáles tareas realizarían.

La esposa de Guaidó también se encontró con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, quien aprovechó para ofrecer nuevamente todo el respaldo gringo al llamado “presidente encargado” de Venezuela y exigir la salida de las fuerzas rusas del país sudamericano.

“Hoy llamamos a Rusia a detener todo su apoyo al régimen de (Nicolás) Maduro, respaldar a Juan Guaidó y mantenerse del lado de las naciones en todo el continente hasta que se restaure la libertad”, indicó Pence, para luego calificar de “provocación inoportuna” la presencia de militares rusos en tierra bolivarianas… (cof, no así recibir a la esposa de Guaidó en la Casa Blanca, cof).