Este viernes, la conferencia matutina perdió su tradicional ritmo pausado gracias a que se apareció Jorge Ramos y cuestionó a Andrés Manuel López Obrador sobre la situación actual de la violencia en México. En pocas palabras, el periodista llevó información para probar que cada vez hay más homicidios en el país y el presidente —con sus “otros” datos— se defendía asegurando que todo está bajo control.

A pesar de que se agradece que la seguridad fuera tema central de la discusión pública, nos quedamos con ganas de información: entre los reflectores que se llevó el periodista y la capoteada que se intentó aventar AMLO, lo más importante —los homicidios en México— quedó en segundo plano.

Entonces, para no hacer más enredos, ¿de verdad está aumentando la violencia en nuestro país? 

Primero lo primero

Hay dos cosas a considerar antes de echarnos un clavado a los números. La primera: cuando nos referimos a “violencia” en nuestro país, las estadísticas se refieren al número de homicidios dolosos que se registran. La segunda: solo existe una fuente oficial que nos sirve —en este momento— para contar las personas que han sido asesinadas en joven sexenio y esa es el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

febrero-mes-violento-mexico-homicidios-record-01

Foto: Luis Carbayo // Cuartoscuro

El INEGI es reconocido por su confiabilidad en estos datos, pero todavía no ha publicado ni siquiera la información preliminar del 2018 así que no sería de mucha utilidad para este ejercicio. Por otro lado, los datos diarios que publica AMLO en el Informe de Seguridad dicen textualmente que esos solo sirven para “la táctica y la estrategia” y que los datos oficiales están en el SESNSP. 

También, es importante notar que las estadísticas oficiales son ciertamente imprecisas: al final del día, se cuentan las investigaciones abiertas que tienen los Ministerios Públicos y las Fiscalías por el delito de homicidio, no el total de asesinatos… pero bueno, se trabaja con lo que hay.

¿De verdad hay más muertos en estos meses de gobierno?

Si contamos desde que AMLO tomó posesión en diciembre, enero y febrero —el SESNSP no tiene datos de marzo— van 8 mil 773 asesinatos en México. 

A esa cifra llegamos sumando los 249 homicidios que fueron catalogados como feminicidios y los 8 mil 524 que fueron homicidios culposos. Pueden checar AQUÍ las estadísticas de diciembre 2018 y AQUÍ las de enero y febrero… pa’ que no digan.

homicidios-sesnsp

Homicidios dolosos de Enero y Febrero 2018 // Fuente: SESNSP

En este mismo periodo de hace un año, o sea, diciembre de 2017 junto a enero y febrero de 2018 —todo esto con EPN como presidente— hubo 7 mil 389 homicidios registrados en México. O sea, sí es un hecho que la violencia ha ido aumentando.

Si quieren comparar con los tres primeros meses de Peña Nieto como presidente se nota aún más el incremento de la violencia que hemos vivido en los últimos años: en ese trimestre hubo 4 mil 633 homicidios dolosos registrados.

El problema de las fuentes

Y aquí es donde arranca la confusión, los enredos, la desinformación y, sobre todo, los sombrerazos.

Durante la conferencia de esta mañana, López Obrador utilizó los datos del promedio diario que presenta en su Informe de Seguridad para defender su administración. Sin embargo, esos mismos datos aseguran no ser oficiales y ni se diga que están tan mal contados que no se asemejan ni tantito —les falla como un 20%— con los datos que sí son oficiales.

informe-seguridad-amlo

Foto: captura de pantalla de la página del Informe de Seguridad

¿Estos crecientes números de homicidios son culpa de la estrategia de AMLO?, ¿son falla de las administraciones pasadas?,  ¿de quién es la responsabilidad? La seguridad pública es un fenómeno tan complejo que difícil sería encontrarle nombre y apellido a los culpables de todo el desastre… sin embargo, lo que sí se puede asegurar es que con datos engañosos, falsos o simplemente incorrectos menos se podrá empezar a vislumbrar una solución al problemota que traemos en territorio nacional.