Se han reportado casos en que los padrecitos se aprovechan de que el bebé del bautizo ni siquiera se va a acordar de que le pusieron una santa remojada, pero lo que acaba de hacer un sacerdote en Rusia no tiene nombre… bueno, sí tiene: asalto y agresión con premeditación, alevosía y ventaja.

Un video que se difunde en redes sociales está desatando la indignación alrededor del mundo y luego se quejan de que les griten de cosas a media ceremonia.

El video en cuestión, grabado en Rusia, muestra unas imágenes terribles: el clérigo aparece cargando al bebé del cuello y el hombro mientras lo remoja violentamente —una y otra vez— en la pila bautismal. Como el bebé no para de llorar y está recibiendo un verdadero castigo físico, la madre intenta detener el bautizo… pero el sacerdote se niega y continúa atacándolo.

El sacerdote fue identificado como Vasili Necheporenko.

sacerdote-bautizo-rusia-ataque-violento-video

Foto: Captura de pantalla

De acuerdo con Russia Today, la ceremonia de bautizo se celebró el pasado 10 de agosto en una ciudad llamada Gátchina, cerca de San Petersburgo. Además, el sacerdote gandalla les cobró 3 mil 500 rublos —como 55 dólares— por atacar violentamente a su retoño.

La madre del bebé asaltado, Anastasia Alexeyeva, confesó que su hijo recibió un trauma psicológico después del evento. En una entrevista con el medio local Fontanka, Alexeyeva narró que el bebé de un año “tiene arañazos en el cuello y en el hombro” y que el niño le tiene pánico a todo desde que fue atacado en su bautizo.

¿Quieren que aumente la indignación? El sacerdote dio su versión de los hechos: dijo que no hizo nada peligroso. El clérigo mencionó que tiene más de 26 años de experiencia en la Iglesia Ortodoxa realizando este tipo de ceremonias y de encima tuvo la desfachatez de culpar a la madre. “Tal vez esté aburrida o tenga mucho tiempo libre”, dijo el sacerdote… pues la imágenes del bautizo hablan por sí solas.