Foto: Captura de pantalla Youtube

Dice sacerdote que paro de mujeres y la marcha son trampas de Satanás

Ante la violencia a la que se enfrentan diariamente las mujeres en nuestro país, existe una convocatoria para un paro nacional de mujeres el próximo 9 de marzo. Sin embargo para el sacerdote Ernesto María Cano, de la organización Evangelización Activa, esto es una tentación del mismísimo Satanás.

No, no es broma.

Uno de los puntos que el sacerdote argumenta en poco más de 7 minutos es que en nuestro país, uno de los más violentos, todos los días son asesinados niños, niñas, mujeres y adultos, por lo que hacer todo este movimiento por una niña (Fátima) no tiene sentido.

“Creo que hay situaciones más graves hoy en México por la cual podríamos hacer un paro y no precisamente por el asesinato de una niña”, dice.

Afirma que seguramente a Fátima no la mataron por ser una niña, que hay otras cosas detrás que también deberían ser tomadas en cuenta.

Foto: Cuartoscuro

El sacerdote explica que en las sagradas escrituras se menciona que Dios creó al hombre y a la mujer juntos, porque son complementarios y necesarios para la constitución de la familia, la base de nuestra sociedad.

“Las mujeres nos son necesarias, el hombre tiene una responsabilidad altísima. El varón tiene que dar la vida por la mujer, mientras que a la mujer solo se le pide que respete al varón. Cómo no va a respetar una mujer a su varón que da la vida por ella”, reitera.

Dice que ha visto que últimamente en redes sociales las feministas intentan empujar su movimiento cambiando las fotos de perfil, convocando a marchas, vandalizando las calles, etc. Pero afirma que lo que quieren es empoderarse más para tomar más fuerza y lograr lo que quieren: el aborto de los niños.

Argumenta que ahora las feministas están muy preocupadas por la muerte de una niña cuando en el mundo son abortadas miles y las matan sus propias madres.

“No te dejas ir con estas tonterías, esta gente del pañuelo verde lo que quieren es echar a perder la vida de la humanidad (…) ten cuidado, esto es una trampa más de Satanás”.

Por todo lo anterior (y más) el cura dice no a la marcha y no al paro nacional de mujeres por ser feminista, movimiento que argumenta está auspiciado por el gobierno al no ser reprimido.