Por si andaban con el pendiente: Cienfuegos ya está (libre) en México

Por si andaban con el pendiente, después de todo el mitote, el General Salvador Cienfuegos ya llegó a México. Sano y salvo, informaron las autoridades nacionales. Sí, como lo escuchan: el exsecretario de la Defensa Nacional (SEDENA) acusado de narcotráfico —probablemente— ya anda echándose unos taquitos en algún lugar de nuestro país.

De acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR) estuvo apenas media hora en custodia de las autoridades mexicanas.

fgr-cienfuegos-ya-esta-mexico-aterrizaje-01

Al parecer, la única incomodidad que le tocó al militar en retiro fue el frío que está haciendo por estos lares.  La FGR informó en sus redes sociales que, apenas aterrizó el vuelo en el que viajaba el General Salvador Cienfuegos, se le practicó un examen médico que tuvo resultados favorables. 

De ahí pa’l real todo fue darse por notificados.

Primero, la FGR avisó a Cienfuegos de la investigación que se está fraguando en su contra —no se rían—, gracias a la información obtenida por las autoridades de Estados Unidos.

Después de eso, el exsecretario de la Defensa se dio por notificado y le dio a las autoridades mexicanas “toda su información personal y de contacto” por si necesitan localizarlo o citarlo en las diligencias que se avecinan. “Manifestando su total disposición de atender los requerimientos de la investigación”, contó la FGR. 

fgr-cienfuegos-ya-esta-mexico-aterrizaje-02

Terminando el asunto, el General Cienfuegos les dio las gracias por el ride y se retiró del hangar de Toluca. 

De acuerdo con Pablo Ferri, periodista del País, toda la aventura duró aproximadamente media hora. El vuelo del controvertido militar tocó suelo mexicano a las 6:40 de la tarde y para las 7:15 ya estaba respirando el aire fresco del Estado de México. 

En fin, así estuvo el aterrizaje del General Cienfuegos, uno de los personajes más polémicos de las últimas semanas.

salvador-cienfuegos-mexico-cargos

Foto: Cuartoscuro.

Detenido en Estados Unidos, acusado de narcotráfico, liberado, desestimado y ahora, hombre deportado pero con una importante investigación pisándole los talones. Qué caso más complicado.