El fin de semana la alcaldesa de San José Estancia Grande, Oaxaca, fue asesinada junto con el delegado de la Coordinación Estatal de Protección Civil. Y, ¡sorpresa!, no hay detenidos.

De acuerdo con diversos medios, Carmela Parral, edil de San José Estancia Grande, fue hallada sin vida al interior de una camioneta en el municipio de Villa de Tututepec de Melchor Ocampo. Según reporta la Fiscalía de Oaxaca, el cuerpo de Parral fue encontrado junto con el del coordinador, identificado como Hugo Castellanos Ortega.

Al parecer se trató de una ejecución, ya que en el lugar en el que fueron hallados los cuerpos de la edil y el coordinador estatal de Protección Civil se encontraron varios casquillos de bala, así como un cargador de pistola. Según la Fiscalía del Estado, Parral y Castellanos habrían sido asesinados la noche del viernes 16.

“Con profunda indignación expreso mis condolencias a familiares y amigos de Carmela Parral Santos, Presidenta Municipal de San José Estancia y del Coordinador de Protección Civil del Distrito de Santiago Pinotepa Nacional, Hugo Castellanos Ortega”, escribió en internet la diputada federal por Oaxaca, Carmen Bautista, quien en otro mensaje confirmó que ambos perdieron la vida en un ataque armado.

Es un acontecimiento que nos ha dejado sin palabras, pero como autoridad municipal sí le pido a la Fiscalía esclarezca los acontecimientos”, comentó Francisco Javier López Vargas, secretario municipal de San José Estancia Grande, luego de la ceremonia con la que ayer se le rindió homenaje a Carmela Parral, antes de que su cuerpo partiera para el panteón.

De acuerdo con la vice fiscalía de la región, se iniciaron ya las investigaciones correspondientes, las cuales siguen diversas líneas: tanto de carácter personal, político, así como cualquier vinculo que pudiera existir con su actuar al frente de la administración de San José Estancia Grande. “la instrucción es agotar todas las líneas”,  señaló para Noticieros Televisa el vice fiscal regional de la costa, Alejandro Peña Díaz.

Por su parte, el cuerpo de Castellanos Ortega fue despedido por sus familiares y compañeros en la comunidad de Pinotepa Nacional.