Imagina que visitas un museo de cera y te topas con una figura de cera muy realista de Terminator; sacas tu cámara para tomarte una foto con ella y de pronto se mueve. Entonces te das cuenta que frente a ti tienes al mismísimo Arnold Schwarzenegger.

Para cotorrear, este actor se caracterizó como el famoso T-800 -uno de sus personajes más emblemáticos- y salió a las calles de Los Ángeles para interactuar con varios transeúntes, muchos de los cuales ponían en duda que realmente estuvieran ante el verdadero Arnold. Incluso se topó con uno de sus imitadores.

Después el actor fue al Museo Madame Tussauds, donde aparentó ser una figura de cera hasta que llegado el momento correcto, le metía un susto a los visitantes que se querían tomar una foto junto a él.

Esta broma tiene el fin de promover el programa

After-School All-Stars, que brinda ayuda a los niños para alcanzar éxito tanto en la escuela como en la vida. Como parte de esta campaña se sorteará la oportunidad de viajar con gastos todo pagado a la premier de Terminator Genisys junto al actor, además de poder asistir a una fiesta que se llevará a cabo después de la proyección y que estará llena de estrellas.

Así estuvo el cotorreo del Terminator:

*** Vía LaPrensaPeru