Una nueva opción de movilidad llegará a las calles de Zapopan el próximo lunes 2 de diciembre y al planeta Tierra le gusta esta publicación. A partir de ese día, se pondrán en funcionamiento mil scooters eléctricos proporcionados por cuatro conocidas empresas de esa industria (250 cada una): Grin, Movo, Bird y Frog.

Se trata de una prueba piloto para ver qué tal funciona esta alternativa de transporte en la ciudad, y al término de ésta, las empresas antes mencionadas (elegidas entre siete competidores) comenzarán a pagar contraprestaciones por cada vehículo que tengan en funcionamiento. El dinero recaudado por dichas contraprestaciones sería utilizado para mejorar la infraestructura vial de Zapopan.

El objetivo de implementar los scooters eléctricos en Zapopan es, naturalmente, el de reducir la emisión de gases por el uso de automóviles, pues esta alternativa de transporte permitirá a muchos habitantes trasladarse sin la necesidad de utilizar su auto o el trasporte público. “Esta nueva alternativa de transporte flexibiliza y aumenta la multimodalidad, dado que es compatible con otros medios como la movilidad peatonal, ciclista y el uso del transporte público, reduce los viajes en auto, y por ende, baja las emisiones de gases de efecto invernadero y las emisiones contaminantes”, anunció el gobierno de la entidad por medio de un comunicado.

A respetar reglas para su uso

¡Pero eyyy! No debemos olvidar que el uso de estos scooters se debe hacer bajo ciertas reglas, pues en la CDMX se vivió un intenso debate por los constantes contratiempos que provocaban estos medios de transporte cuando los usuarios los dejaban en cualquier parte, circulaban sin mucha precaución sobre las banquetas y las tarifas que cobraban las empresas estaban medio extrañas. Lo anterior derivó en un reglamento que ha mejorado el funcionamiento de los scooters en la capital y una serie de normas similares aplicarían en Zapopan.

 


En primer lugar, los usuarios deberán circular por las ciclovías o por el carril extremo derecho, nunca sobre las banquteas. Además, tendrán que circular en el sentido de la calle o avenida que recorran y respetar toda señal de tránsito. Los scooters no se podrán dejar en cualquier parte, tendrán sitios señalizados que las empresas deberán designar así como cajones exclusivos en estacionamientos.

Tal como sucedió en la Ciudad de México, estará completamente prohibido poner publicidad en los scooters y en los cajones de estacionamiento especiales para este tipo de vehículos. Las tarifas por el momento serán libres, es decir, las empresas determinarán el costo por desbloqueo y por el tiempo de uso. No obstante, el que sean cuatro competidores resulta benéfico para los usuarios pues eso garantiza precios accesibles y competitivos. De acuerdo con algunos medios, el costo por desbloqueo estaría entre los 10 y 15 pesos y se cobraría entre dos y tres pesos por minuto de uso.

La prueba piloto estará delimitada por un polígono conformado por la zona de la Chapalita, Ciudad del Sol, La Estancia, Ciudad Granja y el perímetro del Parque Metropolitano. Guadalajara sería el próximo objetivo de esta alternativa de transporte, pues se contempla que la zona autorizada se expanda a esa ciudad para el 21 de diciembre.