El día de hoy se cumplen 4 años del desalojo y desaparición de Luz y Fuerza del Centro.

Miembros del Sindicato Mexicano de Electricistas, realizaron movilizaciones con el fin de tomar simbólicamente distintas oficinas, entre ellas la excentral de Luz y Fuerza, en Marina Nacional y circuito interior.

Alrededor de las diez de la mañana, el mitin realizado en las afueras de aquél edificio llegó a su fin. Durante su discurso, el dirigente del SME, Martín Esparza convocó a renovar la lucha para lograr la contratación de al menos 16 mil 599 exempleados de los 44 mil “dejados en la calle.”

Exigió también que funcionarios de la administración de Felipe Calderón, como Georgina Kessel, de Energía; Alfredo Elías Ayub, de CFE; Javier Lozano, del Trabajo entre otros, rindan cuentas sobre las supuestas ventajas y mejoras que ha significado el cierre de la compañía luego de 4 años.

Insistió en que no se han creado las fuentes de empleo que se prometieron en su momento, a la vez que aumentaron los costos de las tarifas y ha empeorado el costo del servicio. Denunció también los beneficios que obtuvieron múltiples exfuncionarios tras el cierre de LyFC.

El 11 de octubre de 2009, el entonces presidente Felipe Calderón promulgó la liquidación de Luz y Fuerza del Centro y tomó las instalaciones por medio de elementos de la Policía Federal en un operativo que comenzó a las 11:00 pm del día 10. Sus argumentos fueron la ineficiencia y alto costo de la compañía, así como una acusación de supuesta reelección no democrática del dirigente del SME, Martín Esparza. Dicha acusación se encuentra actualmente desmentida ante las autoridades competentes.

El SME se ha encontrado en lucha desde 2009 demandando respuesta de unas autoridades cada vez más lejanas para solucionar la situación laboral de miles de trabajadores.

En la imagen, miembros del SME en una manifestación el 11 marzo exigen a la nueva administración hacer justicia.

Vía: La Jornada, El Universal