El ciclista Maarten de Jonge, que corre para el equipo malayo Terengganu Cycling Team, se salvó por segunda ocasión en este año de no morir en un vuelo de Malaysia Airlines

En marzo de última hora en el aeropuerto de Kuala Lumpur, Marteen cambió su boleto del vuelo MH370, (el que se perdió en el Océano Índico),

por un vuelo que lo llevaría directo a Taiwán de manera más rápida.

El pasado jueves, se dio cuenta que sí viajaba a Kuala Lumpur vía Frankfurt, se ahorraría dinero y así fue como no abordó esta vez el vuelo MH17.

“Tenía pensado volver el jueves a Malasia porque mi madre y mis amigos tenían tiempo para acercarme al aeropuerto. Pero encontré un vuelo 300 euros más barato y decidí cambiarlo”, declaró el ciclista.

Tenía una competencia en el Tour de Taiwán, como el vuelo de Malasia era muy caro escogí un vuelo distinto. Todos me llamaron para ver si estaba vivo.

“Es realmente extraño que por segunda vez no haya tomado un vuelo rumbo al desastre”, manifestó el ciclista holandés.

Al conocer la noticia lamentó la tragedia y mandó un mensaje de consuelo a los familiares afectados.

Y nos quejábamos de cierta aerolínea con hoyos en los aviones, esto nos demuestra no siempre lo barato sale caro.

Vía: Vox