Cuando creíamos que no podía haber algo más chafa que Canelo vs Chávez Jr., llegó el segundo debate de los candidatos a gobernador del Estado de México. Como pelea de box sabatina: harto publicitada, lucidora en el papel, pero a la mera hora… más previsible que la salida del sol por las mañanas.

Moderado por Rina Mussali, el tieso debate abordó tres grandes temas: “Economía y empleo”, “Desarrollo sustentable” y “Salud y Educación”, cada uno con sus respectivas réplicas, medio aprovechadas por los candidatos para sacar sus cartoncitos, evidenciar sus acordeones y echarle la tradicional tierrita al contrario.


Fuera del listado de promesas de campañas, muchas de ellas sin fundamento, pero bien presentadas en cartulinas, este segundo debate se caracterizó por el constante ataque contra Alfredo del Mazo. Y cómo no hacerlo, si había de dónde agarrar: caso OHL, Grupo Higa, narcotráfico, pobreza, contaminación, autorización de construcciones bien “hechizas”, desatención del sistema de salud… y hasta de ponerse chalecos baratos para que la gente lo quiera, observación que corrió por cuenta de la independiente, Teresa Castell.

Propuestas, queremos propuestas…

Alfredo del Mazo aseguró que con él la reforma educativa no afectará los derechos laborales del magisterio.


Bueno, quizás lo anterior no… pero qué tal hacer crecer anualmente 5% la economía del Edomex y también la generación de muchos, hartos empleos. ¿Cómo? Bueno, quién sabe, pero si él -que ya gobernó municipios y ha pasado su vida en el servicio público- no sabe, imagínense lo que haría Delfina, que ni experiencia tiene.

Por su parte, Delfina Gómez propuso la creación de centros educativos y vigilar la calidad en los servicios de salud. Además, prometió la impulsión de una Ley General de Salud, ya que -dice- el Estado de México es la única entidad de la república que no cuenta con una. ¿Cómo, si ni tiene experiencia?, preguntó del Mazo: “¿experiencia para robar, para traicionar, experiencia para mentir? No, gracias a dios no la tengo”.

¿Piensan que una “maestrita” no lo puede hacer? Sí, pero que no enseñe los acordeones.


Josefina Vázquez Mota aseguró que con ella habrá una red de transporte ecológico, con la cual se acabará con la contaminación… y agua límpia para todos. En lo económico, se reducirán los impuestos y habrá créditos para empresas que contraten jóvenes, jefas de familia y personas dicapacitadas… y claro, mejores sueldos. En lo educativo: millones de becas. En fin, puras cosas que a ningún político se le habían ocurrido. ¿Y en salud? En el Estado de México existe una epidemia… y la única medicina es sacar al PRI y votar por el PAN. Ahhh, va.

Pero bueno, hay que reconocer que nos regaló el mejor momento de la noche.


Por su parte (y para quitarle violencia a futuras campañas electorales), Juan Zepeda prometió castigos y sanciones para quien maltrate animales, calentadores solares para todos y la promoción de un Sistema de Captación de Aguas… por aquello de las lluvias. Por cierto, no declinará en favor de ninguna candidatura y, así como Canelo anunció su pelea contra Golovkin en pleno ring, Zepeda también hizo lo propio contra Del Mazo. Ahora el asunto es personal y se lo hizo saber por medio de frases nada trilladas.

Y Teresa Castell…