Aquellos que han estado al pendiente de los últimos partidos de la Premier League, FA Cup e incluso de la NFL disputados en el estadio de Wembley se han podido percatar de las constantes quejas de los jugadores involucrados sobre el mal estado de la cancha, la cual termina habitualmente con todo el pasto flojo, a pesar de los más de once cambios de cesped y todos los millones de dólares que ello ha costado a la propia Federación Inglesa de fútbol.

Ahora, son los propios jugadores de la selección inglesa los que han pedido a su federación mover el juego amistoso contra México, programado para el próximo Lunes 24 de Mayo a otro estadio, ya sea Old Trafford del Manchester United o el Emirates Stadium del Arsenal.

Varios de los jugadores de la seleccion ingleasa han coincidido en que “El campo es una vergüenza. Siempre ha sido malo, pero es cada vez peor. Todos están hablando de ello y nadie quiere jugar allí. Nos gusta mucho más una superficie superior como en Old Trafford o el Arsenal”

En incluso, han confesado que “Si no tenemos cuidado a alguien se va a lastimar, ¿Y si es alguien clave para nuestras posibilidades como Wayne Rooney tan cerca de la Copa del Mundo?”

Jugadores como John Terry, Frank Lampard, Ashley Cole, Joe Cole y David James disputaron apenas el sábado la final de la FA Cup, y el capitan del Chelsea, John Terry no se queda atras con las criticas a Wembley: “ha sido el peor terreno de juego en el que he jugado en toda la temporada”

“La cancha es irregular, se seca y ya es demasiado lenta. Portsmouth y Chelsea trabajamos tan duro para llegar aquí y no ha sido fue lo suficientemente buena. El campo ha arruinado el juego como espectáculo, y la Federación Inglesa debe decidir si la prioridad para este estadio es el fútbol o hacer dinero” refiriendose a la cantidad de eventos y conciertos para los que es rentado el estadio de Wembley a lo largo del año.

Lo que es casi un hecho, es que a pesar de las suplicas de los jugadores ingleses, el partido se llevará a cabo de acuerdo a lo estipulado, pues además de que la capacidad de Wembley es superior a la de cualquier otro estadio en el Reino Unido y las localidades se encuentran totalmente agotadas, descartar Wembley en un partido de tal magnitud, terminaría dañando seriamente las aspiraciones de Inglaterra para disputar la sede del mundial del 2018.

¿Será que Wembley nos hace la “buena obra” y nos libra del “Bofo” con la selección?