Actualmente de acuerdo con el artículo 170 de la Ley Federal del Trabajo, las madres trabajadoras tienen derecho a disfrutar de un descanso de 6 semanas anteriores y 6 posteriores al parto percibiendo su salario íntegro, es decir un total de 84 días de incapacidad por maternidad.

Recientemente, la Comisión de Estudios Legislativos del Senado de la República aprobó modificaciones a este artículo para extender el periodo de incapacidad.

Ahora las madres trabajadoras tendrán derecho a tomar siete semanas antes y siete después del parto.

Es importante mencionar que en el caso de que los hijos o hijas nazcan con cualquier tipo de discapacidad, las madres podrán tener acceso hasta a a 14 semanas después del parto.

Para ello será necesaria la presentación del certificado médico correspondiente.

Incluso las trabajadoras podrán transferir hasta cinco semanas de las 7 a las que tiene derecho antes de dar a luz. Es decir, quedarían dos semanas antes del parto y 9 posteriores.

Esto nuevamente con la previa autorización del médico tratante.

La Comisión resaltó que el objetivo de esta reforma es que el periodo de incapacidad de nuestro país vaya de acuerdo con el convenio C-183 de la Organización Internacional del Trabajo.

Lo anterior reconoce una licencia de al menos 14 semanas para las madres trabajadoras.

Sin embargo el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) advirtió que esta nueva medida podría implicar una carga presupuestal de cuatro mil 892 millones de pesos.