Para atascar más las cárceles de presuntos culpables, las comisiones de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos del Senado avanzan en la aprobación de nuevos delitos que formarán parte del catálogo del que podrán echar mano los Ministerios Públicos del país para solicitar prisión preventiva oficiosa.

Aunque la idea no suena mal, ya que en el catálogo se incluye delitos que ameritan cárcel y una buena sesión de patines con bota con casquillo (por ejemplo, el abuso o violencia sexual contra menores), la propuesta no es bien recibida en todos los frentes. Por ejemplo, el senador Damián Zepeda (del PAN), indicó que la ampliación del catálogo delictivo abrirá camino para privar de la libertad a más personas a las que no se les haya comprobado un crimen…

damian-zepeda-pan-senado

“Con un mero testimonio de alguien que diga sí, yo sé que esta persona es la que hizo tal delito, con eso le pueden dictar un auto de vinculación a proceso; esa prueba no es suficiente para encontrar culpable a una persona, pero sí puede ser suficiente para que te vinculen a proceso y con vincularte a proceso te meten a la cárcel porque pusieron prisión preventiva oficiosa”, advirtió el legislador panista.

Además de abuso de menores, en el catálogo se busca incluir delitos como uso de programas sociales con fines electorales, robo de transporte, delitos relacionados con desaparición forzada, delitos en materia de armas de fuego, así como el uso de explosivos exclusivos del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, entre otros.

 

En más argumentos contra la ampliación del catálogo de delitos, Zepeda señaló algo evidente: no con tener más amplia la carta se resolverá el problema de la inseguridad o la reducción de índices delictivos… “porque el 95% de los delitos que está viviendo el mexicano no se investigan”.

En apoyo al panista, el senador Emilio Álvarez pidió a la mayoría legislativa (de Morena, claro) que no sean manchado y quieran repetir la política criminal del PRIAN… como se ve la cosa, ampliar el catálogo sólo hará que las cárceles estén a full, sin que haya sentencias definitivas. Como ocurre ya en Baja California, donde el 70% de los entambados apenas están en proceso, sin conocer una sentencia. “Lo único que vamos a hacer es agudizar el mal funcionamiento del sistema judicial, lo que tenemos que hacer es que funcione bien la Fiscalía”, sugirió el hombre que va con botarga del Dr. Simi incluida.

Pues a ver qué pasa, la propuesta pasará al Pleno del Senado…