Foto: Cuartoscuro

Cientos de casos y una muerte: 4 puntos para entender la crisis de COVID-19 en el Senado

La tarde del pasado sábado 24 de octubre nos enteramos que el senador por Tlaxcala e integrante de la bancada de Morena, Joel Molina Ramírez, falleció a causa del COVID-19. Y aunque este es el caso más lamentable —porque se trata de la pérdida de una vida—, no es el único contagio en lo que pareciera ser un grave brote de coronavirus en el Senado.

Para que nos demos una idea: el pasado 14 de octubre se aplicaron 2 mil 152 pruebas rápidas no solo a los senadores sino también a todos los trabajadores que intervienen a diario en el recinto. De este total 160 personas dieron positivo.

camara-senadores-covid-19-contagios

Foto: Cuartoscuro

Ante este escenario surgen algunas dudas sobre el porqué del registro de tantos casos de COVID-19 si —según ellos— se están implementando las medidas de seguridad para evitar la transmisión del virus… vamos a intentar responderlas.

¿Qué no estaban en sesiones virtuales?

Sí. Cuando en México se anunciaron las medidas de confinamiento y trabajo remoto por la emergencia sanitaria de COVID-19, en el Senado los legisladores y la mayoría del personal (principalmente los grupos de riesgo) se fueron a trabajar desde casa.

Sin embargo, a finales de julio y con el cambio de semáforo rojo a naranja en la Ciudad de México, el Senado regresó a las sesiones presenciales con un protocolo de distancia, de uso obligatorio de cubrebocas, de sanitización constante de oficinas, toma de temperatura, votaciones escalonadas para evitar comglomeraciones y de un largo etcétera.

¿Qué medidas se tomaron?

El 11 de junio, cuando todavía era presidenta del Senado Mónica Fernández, se publicó un comunicado con acciones que se aplicarían en el Senado para prepararse ante el regreso a las actividades y durante todas las sesiones y demás trabajos en el recinto.

Para empezar se sanitizaron todos los inmuebles y se lavaron de manera exhaustiva con cloro todas y cada una de las áreas. Se colocaron tapetes satirizantes en todos los accesos y se montaron racks de lámpara UV al 100% dentro de los ductos del salón de sesiones para eliminar gérmenes y sanitizar el flujo de aire de inyección.

De igual forma hay filtros en los ingresos para tomar temperatura y entregar gel antibacterial. Además de acondicionaron los espacios de acuerdo a los protocolos de sana distancia.

camara-senadores-contagios-coronavirus

Foto: Cuartoscuro

Hasta que se termine la emergencia se entregarán cubrebocas y caretas a todo el personal, además de una limpieza frecuente al salón de sesiones y las salas de comisiones, oficinas, baños y lugares comunes.

Y si no funcionaron, ¿qué pasó en el Senado?

Ante los muchos contagios al interior del Senado, el pasado 23 de octubre emitieron un acuerdo para evitar que más personas se infectaran.

¿Qué medidas se reforzarán?

  • El Senado suspendió cualquier otro evento o reuniones extras que no tengan que ver con la agenda legislativa —o las sesiones parlamentarias.
  • Solamente podrán entrar a la Cámara de Senadores, los legisladores, las legisladoras y los trabajadores.
  • Las personas que pertenezcan a grupos vulnerables —mayores de 60 años, mujeres embarazadas, mamás de niños menores de 10 años o que padezcan de una enfermedad de riesgo tendrán que laborar desde casa.
  • Se aplicarán pruebas de COVID-19 e influenza a tooooodo el personal del Senado.
  • Será obligatorio el uso de cubrebocas. Se aplicará gel antibacterial y se tomará la temperatura.

Van 160 casos de COVID-19 en el Senado y ahora sí, refuerzan restricciones

Pero después de la muerte del legislador morenista —y gracias a que a algunos les siguen valiendo las medidas como al Alejandro Armenta que tras dar positivo a COVID-19 rompió la cuarentena para lanzarse a la extinción de los 109 fideicomisos—, la Junta de Coordinación Política de la Cámara alta ya planteó medidas aún más duras para contener el brote.

También estuvo la controvertida sesión maratónica en Xicoténcatl.

En aquella ocasión los legisladores, incluido el fallecido senador Molina, votaron para darle cuello a los fideicomisos, pero sus medidas fueron muy criticadas. ¿Un ejemplo? La bancada de Morena aprobó que todos compartieran el micrófono e incluso presentaron, a las prisas, una carta de la Secretaría de Salud que avalaba la seguridad de la sesión.

Unos días después, perdió la vida el legislador de Tlaxcala y casi una decena de senadores han dado positivo.

Nadie entra al Senado sin prueba

Por medio de un comunicado, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal, informó que tras conversar con la mayoría de integrantes se lograron ciertos acuerdos, entre los que se encuentra que solo tendrán acceso al salón de sesiones quienes tengan un resultado negativo y actualizado de la prueba.

Las sesiones serán hasta el miércoles, jueves y viernes de ser necesario para que los días previos los legisladores y personal de apoyo puedan conocer sus resultados de las pruebas PCR y confirmar que son negativos.

Los lunes y martes se realizarán las pruebas con hisopos a todos los senadores, asesores y personal del Senado.

Así de manera periódica antes de la realización de las sesiones.  En estas pruebas, se han confirmado todavía más senadores contagiados como Josefina Vázquez Mota o Claudia Anaya, quienes han dado positivo y culpado la mala regulación en la Cámara Alta. 

monreal-junta-jucopo-senado

Foto: Ricardo Monreal

Los asesores ya no podrán entrar todos al salón de sesiones.

En el Pleno solo estarán los senadores, los demás pueden seguir las discusiones desde sus oficinas. El máximo de tiempo de una sesión será de hasta 5 horas y en la medida de lo posible, las comparecencias seguirán siendo virtuales.

Vamos a ver si con estas medidas se reducen los contagios o se tengan que tomar medidas más duras como el regreso al confinamiento.