El día del amor y la amistad en el Senado es una oportunidad perfecta para dejar atrás las diferencias políticas que hace que nuestros representantes se agarren del chongo un día sí y al otro también. Al menos, eso fue lo que intentó la bancada del PRD pues —como el compañerito que llevaba paletas pa’todos— regalaron rosas a cada una de sus compañeras en la Cámara.

De acuerdo a Silvia Arellano y Angélica Mercado, de Milenio, hasta hubo uno que otro senador que se pulió y dejó chocolates en el curul de su compañera consentida.

No dijo que fue su idea, pero Miguel Ángel Mancera, el coordinador del grupo parlamentario del PRD y un reconocido amante a la antigua, mencionaba que nunca se le iba a quitar lo romántico ante las diferencias políticas. “Amistad entre todos y refrendando nuestro compromiso, trabajar con eso, con buen ánimo, con buenos sentimientos”, le decía a las cámaras del diario capitalino.

Las senadoras que recibieron las flores lo tomaron con buen humor. Por ejemplo, Indira Kempis de Movimiento Ciudadano decía: “Qué padre el detalle, sólo creo que necesitaríamos más que flores, es refrendar nuestro compromiso de amor con México, eso es lo que más importa, aunque gracias por el detalle”. 

Después de esta movida, ningún otro senador quiso confirmar si habrá kermés en San Lázaro o si el Registro Civil se instalará en el Palacio Legislativo, porque nos urge ver una boda de mentiritas entre Sergio Mayer y LadyChampagne.

*Foto destacada: Silvia Arellano y Angélica Mercado // Milenio