Si la deben la pagan… y varias veces más. Mientras el Amazonas lleva 16 días incendiándose e Islandia conmemora el funeral de sus glaciares, da un poquito de gusto ver que en México se está haciendo algo —aunque sea poquito— para recuperar el medio ambiente. En Chiapas acaban de sentenciar a dos hombres a plantar 3 mil árboles después de haber cometido un ecocidio.

Además, también fueron sentenciados a limpiar el río Zanatenco en el municipio de Tonalá.

ecocidio-chiapas-arboles-sentencia

El desastre que armaron los muchachos detenidos // Foto: Fiscalía General del Estado de Chiapas

Esta es la primera vez en la historia que la Fiscalía General del Estado de Chiapas consigue un acuerdo reparatorio por esta clase de delitos: los culpables habían talado árboles de cedro sin tener los permisos legales correspondientes.

Los culpables, Benjamín ‘N’ de 26 años y Ricardo ‘N’ de 40 años, fueron detenidos el pasado 29 de mayo cuando los agarraron en flagrancia. En aquel día, les quitaron una motosierra, dos garrafas de gasolina y una camioneta. Sin permiso, habían talado un friego de árboles de cedro en el rancho La Almendra, ubicado en la colonia La Polka del municipio de Tonalá, Chiapas.

Nuestro ‘ecocriminales’ tienen 6 meses para replantar los 3 mil árboles que les acusaron… y tienen que presentar sus avances bimestralmente.

“La Fiscalía General del Estado (…) prioriza una innovadora procuración de justicia a favor del patrimonio ambiental de las y los chiapanecos”, señalaban las autoridades en el comunicado que anunciaba la sentencia. “Se suma a la protección de las más de 23 mil hectáreas de áreas protegidas que han sido restituidas desde el 15 de marzo, cuando la Fiscalía y el Gobierno del Estado echaron a andar el Programa de Seguridad y Justicia 2019″.

Entonces ya es oficial: tanto Benjamín como Ricardo tienen 6 meses para reponer 3 mil árboles de pochota —una especie de Ceiba— y limpiar el río Zanatenco.