¿Otro récord? Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018) en nuestro país fueron asesinadas al menos 473 personas LGBT por motivos relacionados con su orientación sexual, identidad o la expresión de género. Estamos hablando de un promedio de 79 personas al año y 6.5 homicidios al mes.

Resulta que los dos últimos años de este sexenio fueron los más violentos con un aumento del 30% en el número de homicidios con relación a los registrados en años anteriores. Y la cifra puede ser incluso mayor.

Así fue presentado este miércoles por la organización Letra Ese y Data Cívica en el informe “Violencia Extrema contra personas LGBTTT en México. Los saldos del sexenio 2013-2018“.

Los estados en los que se registraron mayor número de asesinatos contra este sector de la población son Veracruz con al menos 43, Guerrero con 39, 33 en Quintana Roo, el Estado de México con 30, Chihuahua con 28, Puebla con 27 y Tamaulipas con 25.

Estos 7 estados implican casi la mitad de todos los asesinatos LGBT.

¿Y las investigaciones? 

Más malas noticias. Casi todas las fiscalías y procuradurías estatales investigan estos crímenes conforme a la orientación sexual y a la identidad de género de las víctimas. Para que nos demos una idea, el informe señala que sólo el 10% de los casos fue investigado como un crimen de odio.

En general, la principal línea de investigación en estos casos (en el 26.5% de los homicidios) es un crimen pasional.

¿Qué es lo que tiene que pasar?

El informe destaca la necesidad de desarrollar sistemas o mecanismos de registro oficiales para esta cuestión, esto por parte de las instituciones de seguridad.

Además propone la creación del Registro Nacional de Incidencia Delictiva en contra de personas LBTI.