News of The World, una de las joyas del imperio de Rupert Murdoch, dejó de existir por decisión de los dueños la semana pasada. Esto se debió a los escándalos de corrupción que han ensombrecido a News Corp en los últimos días. Los altos ejecutivos del tabloide más vendido de Inglaterra (hasta hace una semana), permitieron que sus empleados interviniesen los teléfonos de artistas, deportistas, familiares de soldados caídos en plena guerra y hasta el de una niña que fue asesinada.

Esta tarde, el sitio de TheSun.co.uk una empresa más de News International, ha sido hackeada por el grupo denominado LulzSec.

Al momento de ingresar a

The Sun, la página te redirecciona al twitter de este grupo de hackers. Esto, representa otro duro golpe para el emporio de los Murdoch.  Aquí les dejamos la última página que apareció en el popular tabloide y la cuenta de LulzSec y los tuits en los que humillan al gigante de los medios de comunicación.

El escándalo tomó tal magnitud, que el gobierno se vio en la necesidad de arraigar el caso para evitar el escándalo más grande en los medios de comunicación desde Watergate en Estados Unidos. El problema fue que las mismas autoridades están inmiscuidas y varios agentes de la London Metropolitan Police han presentado su renuncia.

Hace algunos meses, dos empleados de News Corp, incluyendo el editor de la sección donde se publicaban las notas de la realeza, fueron detenidos por espionaje telefónico. La bola de nieve siguió creciendo mientras el gobierno se hacía de la vista gorda hasta que fue imposible contenerlo.

Uno de los altos ejecutivos que se ha visto involucrado en este caso, es Andy COulson, quien fungió como editor en jefe de News of The World entre 2003 y 2007 para después ocupar el cargo de Director de Comunicación del primer Ministro de David Cameron.  La semana pasada, Coulson fue arrestado para ser interrogado pero un día después pudo salir bajo fianza.

Otra que corrió una suerte similar, fue Rebekah Brooks, quien hasta este viernes, era la Directora Ejecutiva de News International  y fue arraigada este sábado, justo dos días antes de ser citada para responder ante el Parlamento por este caso.

Pero, tal vez, la noticia de que el el día de hoy, el empleado de News Corp acusado de ser el responsable de divulgar la información del espionaje, fue encontrado muerto en su casa de Watford, al norte de Londres, sea la que termine de darle a esta serie de noticias el calificativo de “tragedía medíatica”.

¿En que terminarán las investigaciones? no lo sabemos, pero podemos estar seguros de que si no fueran su imperio mediático el que está involucrado Rupert Murdoch sería el más contento por los titulares.