¡Lo hizo otra vez! Mujer carterista de Coyoacán robó la identidad de una de sus víctimas

¡Cero y ya van tres! Seguramente aún recuerdan a la mujer que fue captada robando una cartera en una cafetería de Coyoacán, misma que sin dudarla tantito se lanzó a varios establecimiento de Plaza Universidad, para adquirir varios productos con las tarjetas bancarias que pudo sacarle a una joven llamada Erika, y que al final juntó una deuda de 70 mil pesotes. 

Luego de que la ladrona, identificada como Silvia Vanessa fuera llevada al MP para que sólo le determinaran el delito de posesión ilegal de tarjetas de crédito –el cual no está tipificado como grave en la CDMX–, las redes sociales y la mujer afectada le reclamaron a las autoridades la decisión que habían tomado al dejarla en libertad. Sin embargo, parece haber una razón lógica de ello.

Y es que se ha dado a conocer que esta mujer no se llama Silvia Vanessa, sino que en realidad le robó esa identidad a una joven a la que hace tiempo le quitó la cartera, y lo hizo con la intención de evadir a la justica, ya que la verdadera Silvia Vanessa no cuenta con antecedentes penales, por lo que los del Ministerio Público la dejaron en libertad condicional.

La verdadera Silvia Vanessa contó a Milenio que el 1 de enero se enteró que su nombre estaba en todos los medios de comunicación, pero que ella no es la que había robado la cartera en la cafetería. “No trabajo robando gente, trabajo en una agencia de investigación de mercados, tengo un horario de oficina de 9 a 6”, dijo la chica al diario, a quien mencionó que fue una amiga quien le avisó de la situación.

Silvia Vanessa comentó que hace tiempo fue al INE para reportar la desaparición de su identificación, sin embargo ya fue una vez más ahí, a las fiscalías Especializada para la Atención de Delitos Electorales, y a la Desconcentrada de Investigación de Benito Juárez, para denunciar el robo de su identidad. Ahí le confirmaron que efectivamente, la ladrona de carteras usó sus datos para no ir presa.

Foto: Milenio

“Es mucho coraje e impotencia, te encargas toda la vida de ser una buena persona, que cumple con la ley y eso no garantiza que tu nombre quedará manchado”, dijo la mujer en cuestión, afirmando que este incidente –que seguimos sin saber cómo pudo pasar por las autoridades “competentes”– podría ponerla en problemas al momento de buscar trabajo, adquirir un crédito, renovar su visa, etc.

De verdad que luego México sí parece una película. ¿No lo creen? Ojalá se le pueda hacer justicia a las personas que ya resultaron víctimas de la falsa Silvia Vanessa.