Este 4 de julio, mientras en Estados Unidos se conmemora el Día de la Independencia, se registró un sismo de magnitud preliminar de 6.4 grados al sur del estado de California. 

De acuerdo con los primeros reportes, se sintió con fuerza en la ciudad de Los Ángeles y en una parte del estado de Nevada.


De acuerdo con los primeros reportes, el epicentro se ubicó a unos 12 kilómetros al suroeste de Searles Valley, en California, y aún no existe información de personas lesionadas o daños materiales importantes.

Las agencias de registro sismológico reportan que sólo se sintió en edificios altos y con intensidad débil. Sin embargo hasta el momento van al menos 14 réplicas.

Usuarios ya comparten imágenes y videos de este fenómeno a través de redes sociales.