En conferencia de prensa, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México en compañía de científicos y autoridades de Protección Civil, informó que los sismos que se han registrado últimamente no están relacionados con la construcción de la línea 12 del Metro, ni con la extracción de agua en la zona ni con el aumento de construcciones que se han registrado en la zona poniente. 

¿Entonces?

Las autoridades explicaron que se debe a que por la Ciudad de México pasa por fallas geológicas activas que vienen desde Veracruz y Jalisco, por lo que se trata de una zona altamente sísmica.

Es decir, estas fallas se reactivan cada cierto tiempo en ciertas condiciones.


Es importante que mencionemos que hasta el momento se tienen registrados 15 sismos en lo que se llama un “enjambre sísmico”, que no es más que un conjunto de sismos con una alta frecuencia en una zona específica. En el caso de la Ciudad de México, se trata hasta el momento de microsismos.

El último registrado hasta la publicación de esta nota fue de 2.4 grados con epicentro a 2 kilómetros al oeste de la alcaldía Alvaro Obregón.

Los rangos de intensidad van desde 2.2 y 3 grados.

La jefa de Gobierno explicó que las medidas que se van a implementar ante estos sismos comienzan con incrementar las labores de prevención mediante la publicación de un esquema preventivo, esto para que los capitalinos sepan con certeza qué hacer antes, durante y después de un sismo.

Además, se va a aumentar la instrumentación en la zona poniente de la Ciudad para poder monitorear con mayor certeza.