Sobre The Social Network y sus Globos de Oro (¿Y por qué no?)

¿Inconformes porque The Social Network fue la gran ganadora de los Globos de Oro? Uno de nuestros colaboradores se aventó un análisis de por qué esta cinta se llevó tantos reconocimientos, a pesar de que su favorita era Inception.

¿Inconformes porque The Social Network fue la gran ganadora de los Globos de Oro? Uno de nuestros colaboradores se aventó un análisis de por qué esta cinta se llevó tantos reconocimientos, a pesar de que su favorita era Inception.

Los dejo con su crítica que causó opiniones encontradas entre el staff

, y si no la han visto aprovechen este fin de semana que la cinta está todavía en algunas salas.

Por Antonio Reyes

Quizá hubiera sido pertinente que el título de esta entrada iniciara con la palabra “apología” como muchas veces se ha hecho en este sitio, ya que aunque no buscaré justificar o disculpar de alguna manera la gran cantidad de premios que recibió The Social Network, de David Fincher, en la pasada ceremonia de los Globos de Oro; en cierta medida sí trataré de responder a la pregunta: ¿y por qué no?

Pero, vayamos por partes. Los premios que recibió la llamada “película que define la década” se llevó el galardón en las categorías de Mejor Score Original, Mejor Guión, Mejor Director y Mejor Película-Drama. A partir de este punto, me parece conveniente tratar de entender el porqué de que haya sido reconocida en estos rubros, más allá de la opinión de las audiencias y de los jueces mismos.

En cuestión del score, está por demás describir la labor que Trent Reznor y Atticus Ross han logrado independientemente de sus trabajos cinematográficos, aunque cada uno de ellos cuenta con un currículum por demás interesante que abarca cintas como Lost Highway, de David Lynch, el corto dirigido por los hermanos Hughes para la cinta New York, I Love you (por parte de Ross) y Natural Born Killers (soundtrack a cargo de Reznor). No obstante, el proyecto más reconocido de Reznor es, definitivamente, Nine Inch Nails (NIN), banda que fundara allá por 1988 y que cuenta con discos que han logrado posicionarse como un hito generacional, sobre todo por su experimentación y la variedad de sonidos.

Sabiendo esto, la banda sonora que estos dos logran para The Social Network es una mezcla de sonidos ambient con una visión muy particular que genera por momentos tensión, incertidumbre, indiferencia y un ligero aire de aquello que lograran con Ghost I-IV. Es por ello que no me parece descabellada la idea de que se reconozca el trabajo de Ross y Reznor con un galardón de este tipo. La música sin lugar a dudas logra que esta cinta contenga momentos épicos como la secuencia de la regata que describiré más adelante.

Para efectos del guión, creo que es en este punto donde se encuentra la mayor fortaleza del filme. Aaron Sorkin construye a los personajes a partir de los diálogos en cuestión de minutos, justificando perfectamente las escenas que vemos a cuadro y que nos van denotando las acciones ya sea en forma de flashbacks o en las escenas del juicio a Mark Zuckenberg.

En lo particular, me parece que los momentos de “brillantez irónica” que tiene el personaje de Jesse Eisenberg en el salón de clases o bien cuando responde condescendientemente a las preguntas del abogado acusador, logran construir perfectamente la naturaleza desfachatada y genial del creador de Facebook, más allá de lo que conocemos públicamente y logrando una interacción muy dinámica con Andrew Garfield en el papel de Eduardo, el cual merece una mención aparte debido a su gran desempeño durante la cinta. Si se me permite ser un poco determinante, este premio es más que merecidísimo para Sorkin.

En cuanto a la dirección, David Fincher es conocido por su exquisitez al momento del rodaje ya que repite una misma escena en múltiples ocasiones (Brad Pitt ha comentado que incluso se llegaban a hacer hasta veinte tomas de una misma escena), ya sea para intercalar reacciones de sus actores en diferentes tomas o simplemente para experimentar con la iluminación y brindarnos un trabajo sumamente cuidado, y me parece que en The Social Network logra con la secuencia de la regata uno de esos momentos cinematográficos que quedan para el recuerdo.

La escena en cuestión nos describe la carrera tradicional de botes que se celebra entre dos de las más prestigiosas universidades del mundo, y que pudiera considerarse como una obra aparte de la película ya que, aunque resulta determinante para la trama, se puede entender perfectamente fuera de ella.

La conjunción de los elementos formales del cine (imagen, sonido, edición y puesta en escena) se logra de tal manera que el resultado es un cúmulo de emociones para el espectador, ya que conforme la música va acelerando su ritmo, los planos se tornan más vertiginosos y comenzamos a ver tomas más cerradas de los personajes en cuestión y el ritmo del montaje acelera de la misma manera para generar tensión y lograr ese desenlace épico cuando por fin una de las embarcaciones cruza la meta.

Aquí, el uso de un tema clásico como lo es “In the Hall of the Mountain King” de Edvard Grieg con toques electrónicos puede representar perfectamente esta dualidad entre clásico y moderno, una característica primordial del cine posmoderno; y que refiere directamente a lo tradicional de una carrera de botes entre universidades y las nuevas tecnologías implementadas en la misma. Por último, el uso de la técnica Tilt-shift (que popularizara el fotógrafo Dimitri Makzimov) logra ese particular efecto al ver los planos generales del paisaje dándonos la impresión de que estamos observando una maqueta. Sin lugar a dudas, Fincher logra plasmar con esta escena su brillantez como director, y quizá (sólo quizá) por esta secuencia, le valga el reconocimiento a toda la cinta.

Pero al final del día, lo más importante es lo que ustedes perciben, por lo que queda abierta la pregunta: ¿Ustedes qué opinan?

Top Relacionadas