Y tanto que EPN se anduvo paseando por la peligrosa vía para presumirla y luego se rifó tapando… pero las espaldas de su cuate Gerardo Ruiz Esparza, cuando se dio la tragedia del socavón. Todo para nada: Cuauhtémoc Blanco ordena la eliminación del Paso Exprés.

De acuerdo con Proceso, el gobernador de Morelos, el exfutbolista Cuauhtémoc Blanco, ordenó el retiro de las barras de contención que dividían los carriles centrales y laterales, destinando los cuatro de en medio para usuarios de la Autopista del Sol.

La anterior acción – según señaló el secretario de obras a medios locales – permitirá reducir el número de accidentes y, además, hará que los automovilistas tengan los 10 carriles del tramo de 14.5 kilómetros a su disposición.

La disposición fue gestionada por El Cuau ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y aunque en un principio ésta se mostró negativa, terminó accediendo ante la amenaza de llevar el libramiento a litigio.

Cuauhtémoc Blanco podría ser destituido como alcalde de Cuernavaca por incumplimiento de pago

Seeee, en sí no es una desaparición del Paso Exprés como tal… sin embargo, sí la eliminación de lo que éste implicaba: de los 10 carriles – que fue como quedó la vía luego de ser ampliada – se dispuso que cuatro carriles fueran dedicados para el tránsito de quienes iban para Acapulco o la Ciudad de México, pasando de largo Cuernavaca, mientras que los seis laterales se concedían para el tránsito de automovilistas locales. “Como una especie de periférico que permite ir del norte al sur de Cuernavaca”, explica Proceso.

La desaparición de las vallas de concreto no fue mera ocurrencia de Cuauhtémoc Blanco. De acuerdo con Milenio, autoridades locales y colectivos de arquitectos e ingenieros concluyeron que los carriles confinados provocaban más accidentes, debido a que no contaban con acotamiento.