Tal como se había previsto, el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ya es buscado por las autoridades de Suecia para responder a las acusaciones por violación y acoso sexual que hay en su contra.

Y eso de “es buscado” es un decir… ya que, como bien saben, Assange desde hace algunas semanas está bajo el resguardo de las autoridades británicas, luego de haber sido aprehendido en la embajada de Ecuador en Londres, debido a que las autoridades del país sudamericano le retiraron la protección diplomática que desde 2012 le proporcionaban.

wikileaks-julian-assange-embajada-ecuador

Foto: GettyImages

Las acusaciones por violación y acoso contra Assange habían sido archivadas por la justicia de Suecia, esto el año pasado. Sin embargo, tras la aprehensión del fundador de WikiLeaks anunciaron que analizarían su reactivación, dado que las mujeres que lo denunciaron mostraron su disposición a declarar en contra del hacker australiano.

Ahora lo que las autoridades de Reino Unido deberán establecer es a quién dan prioridad, ya que recordemos que antes de darse a conocer que Suecia iría tras de Assange, el gobierno de Estados Unidos solicitó la extradición del susodicho a quien desde hace años le traen ganas por haber difundido documentos clasificados del Pentágono a través de la plataforma WikiLeaks.

He pedido a la corte de Uppsala [norte de Estocolmo] que detenga a Assange en ausencia, sospechoso de violación en grado menor por causa probable. Si el tribunal decide detenerlo, enviaré una orden de arresto europea para que sea entregado a Suecia“, indica el comunicado emitido por la fiscal superior adjunta de Suecia, Eva-Marie Persson.

Recientemente Julian Assange fue condenado a 50 semanas de prisión por haber violado las condiciones de libertad condicional que le fueron proporcionadas en Reino Unido. Aunque las acusaciones por abuso sexual ya habían sido archivadas, Suecia decidió su reapertura debido a que cambió la situación jurídica del fundador de WikiLeaks, según admitió la fiscal. Es decir, fueron archivadas las acusaciones no por falta de pruebas, sino porque existía la imposibilidad de procesar al australiano. Pero ahora que está en bandeja de plata, la cosa es diferente.