Foto: El Imparcial/SUN

¿Como por qué o qué? Suegra del Bronco tuvo aumento salarial del 144% en dos años

Luego de ir nomás a hacer el ridículo… digo, de pedir licencia para contender por la alcaldía de Santa Catarina (y obviamente no ganarla), María Teresa Martínez, a quien patrialcalmente denominaremos en esta nota como “la suegra del Bronco”, regresó a su chamba en el gobierno de Nuevo León… y se encontró con la sorpresota de que le fue mejor que si hubiera sido alcalde.

De acuerdo con El Norte, la suegra de Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, “apenas” si ganaba un sueldo mensual de 28 mil 789 pesos en abril de 2017, para 2018 recibió un injustificable aumento de más del 100%, al llegar su paga a 67 mil pesos al mes… y ahora, como recompensa a su fracaso electoral, recibió un nuevo levantón económico: 70 mil 236 pesos… por cierto, doña Tere (como la conoce la banda regia) no ha cambiado de puesto, nada más de cifras en su cuenta.

"Yo me llevo así con ella... lo dije en son de broma", el Bronco se defiende del video #LordCadenita

Foto: @JaimeRdzNL

Según indica el diario norteño, la suegra del Bronco se desempeña en la Secretaría de Seguridad Pública de Nuevo León… ¿haciendo qué? “nadie sabe qué trabajo ejerce”. Eso sí, en dos años ya tuvo un incremento salarial del 144%, superando la paga que reciben coordinadores y funcionarios con cargos más fregones y, por ende, con mayores responsabilidades. Por ejemplo, doña Tere gana más que un Ministerio Público, cuyo sueldo apenas si raspan los 69 mil pesos mensuales.

El Bronco en Tercer Grado

Imagen: Video YouTube

Cuestionado sobre el inexplicable sueldo de su sacrosanta suegra, El Bronco prometió que le mochará las manos a la doña… nah… bueno, sólo en caso de que viole la ley. Pero como no le ve nada de malo al sueldazo que se carga la señora, pues no. “Yo no creo que sea algo malo“, indicó. “Finalmente no está violando ninguna ley, si la viola aunque sea mi suegra tendrá consecuencias”.

De acuerdo con El Bronco, quizás, el sueldo de su suegra podría estar justificado en los más de 20 años que tiene en servicio. Pero quién sabe. “Yo no la contraté quiero decirlo muy claro. Tiene 24 años de servicio en el Gobierno y yo no decido los salarios de Gobierno, ni siquiera el mío“, señaló el gobernador de Nuevo León.