Sufren por el temblor y el tsunami de Japón

La tragedia no ha terminado, pero en Japón, las pérdidas materiales y lo que venga para el futuro empieza a contarse.

La tragedia no ha terminado, pero en Japón, las pérdidas materiales y lo que venga para el futuro empieza a contarse. Uno de los sectores más perjudicados, será el de los fabricantes de automóviles. Inclusive, General Motors anunció el día de ayer, que su planta localizada en Shreveport, Louisiana, será cerrada temporalmente a partir de la próxima semana. Esto se debe a que gran parte de las piezas para ensamblar los coches, provienen de Japón.

Otro caso, es el de Honda en Tailandia. El mandamás de la compañía, precisó que seguirán produciendo vehículos pero desde este momento, se está cabildeando para saber cuánto y cuándo podrán llegar las autopartes del país del sol naciente. Si se corta el suministro de piezas, los tailandeses solo tienen reservas para un mes más fabricando coches.

Incluso los fabricantes de lujo comienzan a adolecer por el terremoto y tsunami que azotó Japón la semana pasada. Volvo, está más que urgida y solo tiene para abastecerse de piezas japonesas para una semana más y las pérdidas serán significativas si esto continúa.

El recuento de los daños será incuantificable. La tragedia que se vive en Japón será recordada como uno de los episodios más tristes en la historia de la humanidad.

Top Relacionadas