Swatting, la broma gamer que ya cobró su primera víctima en Estados Unidos

El “Swatting” es una broma telefónica que usan algunos cibernautas. Y no, no son de esas que hacías de niño en las que decías ¿”Y ahí lavan ropa?” pues esta práctica consiste en llamar a la policía para reportar que un incidente muy grave está por ocurrir y de esa manera la policía SWAT, que se encargan de operaciones de alto riego, vaya a la dirección proporcionada por el denunciante y capture o mate al delincuente según sea el caso. Claro que al llegar descubren que no existe ningún crimen y sólo se trató de una llamada falsa.

Aunque es un delito que puede llevar al bromista a pasar años en prisión, esta práctica se da con frecuencia entre jugadores de partidas online, quienes nada más por molestar hacen la denuncia falsa por teléfono proporcionando la dirección del jugador rival. Lamentablemente este tipo de bromas ya cobró su primera víctima la cual irónicamente, no pertenecía al mundo de los juegos online.

Todo comenzó cuando en una partida de Call Of Duty, dos usuarios comenzaron a pelear por una apuesta en línea de $1.50 dólares (casi 30 pesos), así que uno decidió vengarse y aplicar el swatting. Fue cuando un tercer sujeto intervino y proporcionó la dirección que el otro jugador tenía en su perfil sin imaginarse que en realidad le pertenecía a Andrew Finch, un hombre de 28 años y padre de dos hijos que no tenía nada que ver con la discusión.

 

En la llamada telefónica realizada el pasado viernes, el bromista le dijo a la policía de Wichita, Kansas, que se encontraba en su casa y acababa de dispararle a su padre en la cabeza. El sujeto también aseguró que tenía a su familia como rehenes y amenazó con prenderle fuego a su casa, la cual supuestamente había rociado con gasolina. Cuando la policía llegó al domicilio de Andrew, los agentes le dispararon pues creyeron que estaba armado. El impacto de la bala provocó su muerte.

 

La policía de Wichita informó que están investigando el origen de la llamada en colaboración con la plataforma de juegos online y algunos usuarios, quienes han dado datos e información para poder atrapar a los criminales. Un jugador profesional de Call of Duty también se unió a la investigación y dijo saber la ubicación de este sujeto, quien ya tiene fama en la comunidad gamer por este tipo de cosas.

Los últimos reportes indican que Tyler Barriss de 25 años, es el sujeto en cuestión. Cabe mencionar que él fue quien realizó una broma similar cuando a principios del mes de diciembre, hizo una llamada de amenaza de bomba en el torneo mundial de Call Of Duty, lo que provocó que el evento que se iba a realizar en Dallas, fuera cancelado. El sujeto ha sido detenido y se espera se dicte su sentencia en unos días, pues al parecer no tiene derecho a una fianza.

Foto del archivo cortesía de la Ciudad de Glendale, California