Se vienen las elecciones de Estados Unidos y mientras el mundo entero tiene la mirada puesta en la decisión de nuestros vecinos del norte —a ver si se quedan con Trump o cambian el modelito a Biden—, estamos aprovechando para conocer su demografía, sus opiniones y que, a diferencia de su gastronomía, su sistema político puede ser bastante complejo.

Uno de los ángulos más interesantes es que toda la elección presidencial, el futuro de sus próximos cuatro años, se podría decidir por algunos estados.

colegio-electoral-que-es-electoral-college-como-funciona-538-estados-unidos-2020-03
Foto: Getty Images

La neta es que el sistema electoral gabacho es un verdadero desastre (acá te preparamos una explicación más detallada), pero si te sirve de resumen: cada uno de los 50 estados da “puntos” al candidato que gane ahí y quien junte más puntos se lleva la presidencia.

Esto ha formado algunos estados clave: entidades que —por su falta de lealtad a un partido o a otro— se encargan de inclinar la balanza. Un ejemplo rápido:

Wyoming siempre ha votado con el Partido Republicano (rojo). Nueva York siempre ha votado con el Partido Demócrata (azul). A diferencia de estos dos, los estados clave, esas entidades que todavía no están definidas, son conocidos como estados morados.

En inglés les llaman “Swing States” .

colegio-electoral-que-es-electoral-college-como-funciona-538-estados-unidos-2020-02
Foto: Getty Images

En este 2020 hay estados clave —swing o morados— que pueden definir el futuro presidente de Estados Unidos. Acá te contamos quiénes son y cuáles son las razones, para que cuando llegue la elección sepas dónde se puede poner reñido.

Arizona

Arizona tradicionalmente es un estado rojo y solamente una vez —con Bill Clinton— eligió al candidato demócrata. Aquí, Donald Trump le ganó a Hillary Clinton en la elección pasada. Sin embargo, este año las cosas pueden ser diferentes.

Arizona-01
Foto: National Public Radio (NPR)

Ayudado por la migración proveniente de California y una población latina creciente, Arizona se ha vuelto un estado más plural, tanto, que Joe Biden tiene una mínima ventaja para este 2020.

Georgia

Durante las últimas décadas, el estado sureño de Georgia ha sido tradicionalmente republicano y salvo algunas excepciones, el Partido rojo arrasa en esa zona. Las cosas pueden cambiar gracias al grandísimo aumento poblacional en Atlanta.

Georgia-01
Foto: National Public Radio (NPR)

Aunque Trump se llevó la victoria en las elecciones pasadas, ahora pareciera haber un empate técnico contra Joe Biden en este estado… todo, porque la mancha urbana ha ido pintando de azul el vecindario.

Carolina del Norte

La bronca de Carolina del Norte es su tremenda disparidad económica: dentro de las mismas líneas territoriales convive la extrema pobreza de las Apalaches con los centros financieros de Charlotte. Tradicionalmente ha sido un bastión republicano, pero nunca se lo han llevado de calle.

Carolina-del-norte-01
Foto: National Public Radio (NPR)

Aunque Trump ganó el año pasado, los expertos mencionan que en Carolina del Norte está el mayor grupo de votantes indecisos en todo Estados Unidos. A ver qué pasa.

Iowa

El estado de Iowa es un verdadero volado y podría ser la definición de un estado morado. En las segundas elecciones de Barack Obama se pintó de azul y tan solo cuatro años después, cambiaron a rojo pues apoyaron a Donald Trump.

Iowa-01
Foto: National Public Radio (NPR)

Para este 2020, pareciera que los republicanos llevan una ventaja muy cerrada que puede atorar el futuro de esta elección.

Michigan

Otro estado donde la cosa se pone demasiado pareja. Pasó la década de los noventa y los primeros años del nuevo siglo como un lugar prácticamente demócrata. Sin embargo, la llegada de Trump sacudió todo el changarro cuando venció a Hillary por menos de 10 mil votos.

Michigan-01
Foto: National Public Radio (NPR)

Aunque el estado actualmente es rojo, las encuestas pintan que será un volado o que Joe Biden puede sacar alguna inesperada victoria de la chistera.

Nevada

Nevada es un caso curioso y es probablemente donde la emergencia del COVID-19 más se ha hecho presente. Con una economía basada en el turismo, es uno de los estados más afectados por el cierre económico. Esto ha ocasionado que las propuestas de confinamiento apoyadas por el candidato demócrata, Joe Biden, no sean muy bien recibidas.

Nevada-01
Foto: National Public Radio (NPR)

Aunque se espera que el estado de Nevada se quede azul, es uno de los lugares donde pueden llegar varias sorpresas este próximo 3 de noviembre.

Pennsylvania

La situación política del estado de Pennsylvania es casi tan complicada como escribirlo con buena ortografía. Tradicionalmente había sido un estado demócrata, pero en su victoria del 2016, Donald Trump lo convirtió en un estado rojo por una pestaña (0.7%)

Un estado donde lo rural se junta con lo urbano: ciudades como Philadelphia o Pittsburgh se pintarán de azul, mientras los condados más apartados son más rojos que la Perra Brava del Nemesio Diez.

Wisconsin

Otro estado que está en la línea. Entre el 2000 y el 2016, los demócratas (azules) ganaron siempre la pelea en Wisconsin, pero Donald Trump logró pintarlo de rojo con un pésimo trabajo de Hillary Clinton para animar a la entidad.

Wisconsin-01
Foto: National Public Radio (NPR)

Ante el miedo de otra inesperada victoria de los republicanos (rojos), la campaña de Joe Biden hizo de Milwaukee —la ciudad más poblada— su centro de comando.

Ohio

El caso de Ohio parecería broma: en todas las elecciones desde 1944, este estado ha elegido al eventual ganador de la presidencia. Eso hace que no sean un estado seguro para nadie y menos cuando las votaciones siempre terminan parejas. La única vez que esta impresionante estadística se rompió fue cuando eligieron a Nixon sobre Kennedy en 1960.

estados-Ohio-01
Foto: National Public Radio (NPR)

En las elecciones de Estados Unidos para este 2020 la situación está extremadamente pareja y según los pronósticos de FiveThirtyEight —un medio especializado en estadística electoral— hay menos de 1% de diferencia entre Trump y Biden.

Florida

Florida es un caso para la araña. Su tremenda diversidad funciona como un microcosmos del electorado estadounidense —retirados, veteranos, migrantes, latinos y afroamericanos. De ahí lo difícil que puede ser captar la simpatía de todos.

estados-Florida-01
Foto: National Public Radio (NPR)

El estado de Florida ha votado con el ganador desde 1964 y desde entonces es uno de los estados más competitivos y decisivos cada que hay elecciones. Tanto, que hasta podríamos tener una nota aparte.

En fin, estos son algunos de los estados más parejos que nos vamos a encontrar en las elecciones presidenciales de Estados Unidos el próximo 3 de noviembre. ¿Quién se llevará estas batallas: Donald Trump o Joe Biden? Pronto lo sabremos.

*Con información de Bloomberg, Politico, FiveThirtyEight y NPR

Soy Max Carranza y me he pasado la vida rodeado de memes, cultura digital y bastantes horas frente a las pantallas. En el camino me encontré la pasión por abordar los temas sociales más urgentes e intentar... More by Max Carranza

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook