FOTO: RODOLFO ANGULO/CUARTOSCURO.COM

Fabricación de Talavera mexicana es declarada patrimonio cultural inmaterial

Con la novedad que las artesanías que se fabrican en México vuelven a ser reconocidas a nivel internacional. Esta vez fue el turno de la cerámica estilo talaverano (la Talavera, pues) que se hace en Tlaxcala y Puebla, destacando no el objeto, sino su proceso de fabricación.

El reconocimiento no es mínimo, ya que llega de parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) al incluir a la Talavera mexicana en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Foto: ich.unesco.org

“En las ciudades mexicanas de Puebla y Tlaxcala (…) hay sendas comunidades de artesanos que fabrican con métodos tradicionales objetos de cerámica de estilo talaverano para usos domésticos, decorativos y arquitectónicos”, indica la UNESCO en el comunicado con el que se indica que la declaratoria abarca también a la Talavera realizada en… Talavera de la Reina y El Puente del Arzobispo, en España.

La UNESCO destaca que, pese a que la alfarería en México y España ha evolucionado, en Tlaxcala y Puebla se continúa ejecutando la cerámica estilo talavera con los mismos procedimientos que en el siglo XVI. El resultado es hermoso, como sabrán todos los que han tenido en sus manos este tipo de artesanía.

Foto: ich.unesco.org

La inscripción de la talavera mexicana en la lista representativa de patrimonio cultural de la UNESCO abarca no el objeto, sino la técnica: la preparación de la arcilla, su modelación, la ornamentación, la preparación de los pigmentos y el esmalte, así como la cocción. De ahí que la organización mundial pone énfasis en la preservación de los métodos que datan de hace más de cinco siglos.

“En su mayoría, los depositarios de los conocimientos relativos a esta fabricación artesanal (…) son maestros alfareros y ceramistas que han adquirido sus competencias con el correr del tiempo y las han transmitido oralmente a las jóvenes generaciones, ya sea en sus talleres o en el seno de sus familias”, agrega la UNESCO.