“Tarahumara” 50 años de fotografías por Bob Schalkwijk

Bob Schalkwijk, fotógrafo de Rotterdam que decidió enamorarse de México en 1958, presentó esta semana el libro Tarahumara, uno de los trabajos más relevantes de su carrera, en el que refleja más que nunca la pasión que desde niño adquirió por la fotografía.

taralibro2

Y aunque el nombre suena un poco rimbombante y pareciera indicar que este libro es sólo para aficionados y expertos de las culturas indígenas, la realidad es que no existe una sola persona en el universo que no disfrute ver fotografías y más si se tratan de unas muuuuy buenas y con una verdadera técnica.

taralibro3

A través de 128 imágenes, Bob trató de recopilar 50 años de su vida, en que decidió -quizás en alguna pachequiza-, convertirse en la sombra de los rarámuris para hacer un registro fotográfico de su peculiar estilo de vida, festividades, paisajes y otras maravillas.

taralibro4

Ángeles González Gamio, cronista del Centro Histórico de la Ciudad de México, comentó sobre Tarahumara:

“Bob es un aventurero total, él llegó hace más de medio siglo a México y desde entonces se convirtió en el holandés más mexicano. Me maravilla mucho cómo ha entendido y ha asumido la riqueza de la cultura mexicana. Él se enamoró de la Sierra Tarahumara porque no hay otra manera de entender el porqué regresó en muchas ocasiones. Sus fotos tienen alma, una profunda emoción y reflejan ese amor que le inspira ese paisaje”.

taralibro5

Las fotografías fueron reveladas en color y blanco y negro, además de ser tomadas con películas de distintos formatos, algunas digitales, otras no. La obra de este rifadísimo holandés, transmite muchas cosas, pero sin duda la que más es digna de envidiarse, es ese nostálgico sentimiento que se drena por el aire, al momento de ver las vivencias de un viajero, que a su edad tiene el privilegio, de acordarse y suspirar con alegría de sus pato aventuras.

taralibro6

A sus 81 años, Bob comenta:

“Adoro a México y cuando conocí la Sierra Tarahumara hace más de 50 años, sentí que estaba en otro país. Los Tarahumaras dicen que somos extranjeros los que llegamos a ese lugar. En mi trabajo prácticamente nunca hago posar a la gente, me fascina admirarla con estos ojos y aunque no soy mexicano, me siento mexicano de corazón porque yo lo escogí”.

Para la historiadora Rebeca Monroy, Schalkwijk…

“…es un viajero incansable, sus imágenes son un recorrido poderoso en torno a un mundo que parece tan lejano, tan ajeno y que está entre nosotros. Bob no busca irrumpir ni detonar las otras miradas y presencias. Le gusta acercarse, captar y atrapar; deleitarse con ese mundo y de esa manera nos lo presenta”.

El libro estará a la venta a partir del 2015 en las librerías del Fondo de Cultura Económica y Educal. También se encuentra disponible en esta página de internet.

*** Vía bobschalkwijkphotography