Luego de que se diera a conocer que el todavía presidente, Enrique Peña Nieto (EPN, por si les da flojera) anda apurando a los de la SCJN para que lo blinden a él y a miembros de su administración contra posibles investigaciones en su contra por el caso César Duarte, la vicecoordinadora de Morena en la Cámara de Diputados, Tatiana Clouthier dejó salir de su boca un cuestionamiento que todo mundo se hace: “¿pues a qué le tiene miedo?”, el presidente.

 “Si yo no tengo nada que esconder, si yo no hice mal las cosas – que creo que en este caso hay evidencia de todo lo contrario – no tengo por qué estar buscando un acto anticipado de protección… ¿contra qué?, ¿y por qué anticipado?, ¿a qué le tengo miedo?”, preguntó la tía Tatis durante una pequeña intervención en el programa (ya radiofónico) de Carmen Aristegui.

 

Además de indicar que a EPN – efectivamente – le anda sudando el uyuyuy… quién sabe por qué… la mujer que dejó la idea de ocupar la subsecretaría de Gobernación durante el mandato de AMLO criticó que, muy posiblemente, el varo con el que Peña Nieto esté armando su blindaje legal sale… ¿de dónde creen? Pues claro… del dinero público. “No me parece que sea la manera de mandar un mensaje de que este país quiso avanzar (aunque sea de alguna manera) hacía alguna vertiente contra la impunidad”, agregó.

epn-vitaminas-gente-mexico

Más tarde Tatiana Clouthier se lanzó sabroso contra el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, cuanto éste compareció ante legisladores como parte del desglose del último informe de Gobierno de Enrique Peña. Restregándole a Navarrete la comiquísima declaración que hizo ante diputados, de que “EPN no está dejando al país en crisis”, la de Morena simplemente invitó al sucesor de Osorio Chong a que de noche se diera una vuelta por la CDMX… pero sin guaruras, a ver qué tal sienten el ambiente (no de crisis) del país.

Ante tal invitación, Navarrete sólo atinó a decir que “guaruras” es un término despectivo… ah, va.

 

Pero bueno, regresando con los intentos de EPN para no ser investigado por el caso César Duarte, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, se sumó a las declaraciones de la tía Tatis, calificando de “cinismo político” la estrategia para intentar exonerar a cualquier funcionario federal (y a él mismo, claro) de las transas que hizo Duarte a su paso por el gobierno de Chihuahua.

“Es evidente que el que algo debe, algo teme. De ahí que haya presentado un recurso de esa naturaleza, porque la controversia constitucional es para dirimir competencias y responsabilidades entre niveles de gobierno (…) no lo puede hacer porque no hay una materia sustantiva. Estamos viendo la intentona de Peña Nieto, de conseguir algún pronunciamiento de la Corte para que federalice la investigación, para que el gobierno de Chihuahua no pueda entrar a ningún tipo de investigación de este tipo”.