El productor Harvey Weinstein, quién trabajó con Quentin Tarantino en Kill Bill, Pulp Fiction, Inglorious Basterds y el remake de Halloween de 2007, llamó a una reunión entre cineastas “para discutir el impacto que causa la violencia en el cine dentro de la sociedad”.

Tras el tiroteo en la ciudad de Aurora, Colorado, durante el estreno de medianoche de The Dark Knight Rises que dejó a 58 heridos y doce muertos, se han abierto infinidad de discusiones en torno a la violencia y el tema del control de armas. Como era de esperarse, se ha discutido también el rol que tuvo la saga de Cristopher Nolan, en específico el personaje del Guasón, en el comportamiento homicida de Josh Holmes, pues éste le dijo a los policías que se llamaba igual que ese personaje durante su arresto.

Es por eso que Weinstein, cuyo trabajo incluye Kill Bill, Pulp Fiction, Reservoir Dogs, Inglorious Basterds de Quentin Tarantino, Sin City de Robert Rodriguez, Gangs of New York de Martin Scorsese y el remake de Halloween de 2007, llamó a una reunión de cineastas que utilizan mucho la violencia dentro de sus obras, para discutir el impacto de ésta dentro de la sociedad.

“Creo que, como cineastas, debemos sentarnos todos los Quentin Tarantinos y todos los Martin Scorseses, todos los que lidiamos con violencia dentro del cine, para discutir nuestro rol dentro de ésto” comentó Weinstein. Más tarde agregó que el uso de violencia es un tema recurrente en su línea de trabajo: “Es una pregunta con la que siempre estoy lidiando, he trabajado en películas violentas y me ha tocado llegar a un punto en el que tengo que decir: esto es suficiente, córtalo. ¿Sabes? Uno tiene que respetar al cineasta, entonces es un tema difícil.”

A esto se agrega lo que comentó el clásico director Peter Bogdanovich sobre la matanza en Aurora: “La violencia en pantalla ha incrementado considerablemente. Es casi pornográfico, de hecho, es pronográfico. Los videojuegos también están fuera de control, todo está fuera de control, creo que entiendo porqué la gente se vuelve loca”.

Vía Hollywood Reporter.