Foto: Proceso

Ernesto Cordero está fuera del PAN, TEPJF confirma su expulsión por “deslealtad”

¿Se acuerdan de Ernesto Cordero? Pues váyanlo olvidando… al menos como parte del PAN, porque el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), confirmó que el susodicho es expulsado de las filas de Acción Nacional por “deslealtad”.

De acuerdo con El Universal, los magistrados del TEPFJ decidieron de forma dividida (cuatro contra tres) la expulsión de Cordero del PAN, tomando como base las denuncias que contra él se hicieron desde el panismo por andar volteando bandera de manera taaan evidente y desde un alto cargo de representación del partido, esto a poco de celebrarse las elecciones presidenciales.

Aunque por una parte se defendió la libertad de expresión del exsecretario de Hacienda en tiempos de Calderón, el magistrado presidente, Felipe Alfredo Fuentes, consideró que sus mensajes de apoyo a Pepe Meade fueron una actuación sistemática contra el PAN y su candidato presidencial, Ricardo Anaya… contra quien hasta entabló una denuncia penal. Todo para causar daño al blanquiazul y obstruir su acceso al poder.

Así, los del TEPJF tomaron cuatro hechos como base para confirmar la expulsión de Ernesto Cordero del PAN: apoyo a Meade, ataque a la dirigencia del blanquiazul, los ataques a Ricardo Anaya y el que todas sus expresiones fueron hechas desde una representación notable de Acción Nacional… ya que, recordemos, él era presidente de la mesa directiva del Senado cuando estábamos a mes y medio de las elecciones presidenciales.

“La gente ponía atención a lo que se dijera en las campañas e hizo máxima difusión a través de entrevistas por lo que la expulsión no es desproporcionada”, señaló Fuentes Barrera. Por su parte, el magistrado José Luis Vargas agregó que la forma de actuar del hombre que aseguró que se puede vivir holgadamente con 6 mil pesos al mes fue con la clara intención de dañar la imagen del PAN y de su candidato presidencial, Ricardo Anaya.

En defensa de Ernesto Cordero se alzó la magistrada Janine Otálora, quien consideró que el ahora expanista simplemente ejerció su libertad de expresión: “la lealtad no es guardar silencio frente a lo que se considera inapropiado”, señaló. La lealtad “implica hacer notar aquello en lo que no se está de acuerdo”.

Además, aunque Otálora apuntó que la deslealtad partidista se da cuando se hace un llamado a votar por otros partidos, consideró que Cordero no incurrió en esto, ya que nunca convocó a votar por José Antonio Meade… nomás avisó que él daría su sufragio a favor del candidato priista, debido a que él sí tenía una “trayectoria limpia y de resultados” (cof, no como Anaya, cof).

En fin, haiga sido como haiga sido, Cordero ya no es del PAN.