Foto: Cuartoscuro.

Un paso adelante: Terapias de conversión son prohibidas por las comisiones del Congreso CDMX

En Comisiones Unidas del Congreso CDMX, las terapias de conversión fueron prohibidas y tipificadas como un delito de tortura.

Este es un paso más por la defensa de los derechos humanos de la comunidad LGBTI (Lésbico, Gay, Bisexual, Trans e Intersexual), pues las Comisiones Unidas de Administración y Procuración de Justicia y de Igualdad de Género del Congreso CDMX aprobaron la prohibición de las terapias de conversión —conocidas como ECOSIG (Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género).

Con 21 votos a favor, dos abstenciones y cero en contra los y las diputadas de las Comisiones Unidas aprobaron en lo general el proyecto de dictamen que tiene como objetivo cambiar el Código Penal de CDMX y tipificar las terapias de conversión —es decir, estas son señaladas como un delito.

Un paso más contra las terapias de conversión

En 2018 el diputado de Morena Temístocles Villanueva presentó una iniciativa de reforma al Código Penal que señala como delito de tortura a las terapias de conversión —que como saben tienen el propósito de cambiar la orientación sexual de las personas.

¿Qué señala este dictamen —que ahora tendrá que ser discutido en el Pleno del Congreso para que sea aprobado y, por ende, una ley en CDMX?

Primero, que se catalogue —tipifique— a las terapias de conversión como tortura, ya que le dan al traste al libre desarrollo de la personalidad, orientación sexual, identidad y expresión de género de las víctimas sometidas a estas prácticas, aunque no se infrinja dolor físico.

terapias-de-conversion-congreso-cdmx-lgbti-ecosig

Foto: Cuartoscuro.

Segundo: se prohibe cualquier contrato, tratamiento, terapia o servicio que cambie, reprima o elimine la personalidad y las manifestaciones de identidad de género y orientación sexual.

Además, habrá sanciones contra los ECOSIG:

Quienes obliguen a otras personas —mediante la violencia física, moral o psicoemocional— para que tomen estas terapias, enfrentarán de dos a cinco años de prisión y 80 horas de trabajo comunitario.

Y si quien incurre en estas prácticas o presiones es un familiar de la víctima, la reparación del daño también implica el pago de alimentos.

Los ECOSIG

Es seguro que hayan escuchado algunos rollos sobre las terapias de conversión —promovidas por grupos religiosos y detractores de la diversidad sexual. En México las terapias son conocidas como los Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género de las personas LGBTI.

Estos se presentan como supuestos tratamientos psiquiátricos, psicológicos y hasta espirituales que tienen como objetivo cambiar la orientación sexual de una persona —de manera específica personas lesbianas, homosexuales o bisexuales.

terapias-de-conversion-congreso-cdmx

Foto: Cuartoscuro.

Los ECGOSIG también han llegado a ofrecer sus servicios para las personas trans, con la intención de forzar la identidad o expresión de género.

Y aunque estas terapias trabajan con la bandera de garantizar el bienestar espiritual y emocional de las personas LGBTI, lo cierto es que resultan ser todo lo contrario —además de consumir los recursos de las familias y armar un negocio a expensas de la libertad de expresión de las víctimas.

¿Pruebas? Víctor Madrigal-Borloz, experto independiente de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) pidió que estas terapias sean prohibidas en todo el mundo, al señalar que son una violación de los derechos a la integridad física, salud y libre expresión de la orientación sexual e identidad de género de una persona.

En lo que respecta a CDMX, este es un gran paso hacia el respeto de los derechos humanos y la libre expresión de la orientación sexual —vale mencionar que aún falta que este dictamen sea votado en el Pleno del Congreso CDMX para que sea una ley en tierras chilangas.

Top Relacionadas