Tercer día de violencia en Egipto

Después de que manifestantes salieron a las calles el sábado pasado para expresar su frustración hacia la cúpula militar que derrocó al dictador Hosni Mubarak en febrero, hoy continúan los disturbios en aquel país.

Además la población teme que el ejército se niegue a permanecer al margen en las elecciones democráticas que se avecinan para el 28 de noviembre.

Cientos de personas fueron heridas en la plaza Tahrir de El Cairo; la policía propinó golpizas y lanzó gas lacrimógeno para dispersar a los presentes, hubo quienes se refugiaron en los techos de los edificios cercanos, desde lo alto hicieron frente con piedras y explosivos caseros. Se calcula que 35 personas fallecieron,

La Liga Árabe, jefe de Nabil al-Arabi, pidió calma en Egipto, instando a todas las fuerzas políticas a seguir adelante con el proceso democrático, además hizo un llamado para respetar el derecho a la expresión y manifestación pacífica.

Lamentablemente la situación ha empeorado, pues el ejército se había comprometido a entregar el poder en las próximas elecciones, incluso los grupos de jóvenes que iniciaron el levantamiento contra Mubarak han sido expulsados y marginados.