El día de hoy tres personajes fundamentales para la historia del Rock celebran su cumpleaños. La conjunción de planetas no se pudo dar de mejor manera para que en un mismo día vieran la luz tres músicos hermanados por el alto volumen y la distorsión pero separados por sus quehaceres musicales.

Primeramente tenemos al Dios Dorado

que hoy llega a los 66 años. Hombre poseedor de una voz tan potente como la guitarra aullante de Jimmy Page, el atronador bajo de John Paul Jones y la estampida de tambores de John “Bonzo” Bonham. Sólo Robert Plant estuvo a la par de esa oleada de sonido capaz de volcar a una manada de elefantes llamada Led Zeppelin. La voz del rubio británico fue el puente de comunicación entre el grupo y los fans, le dio vida a las historias contenidas en canciones que hoy son consideradas himnos como “Stairway to Heaven”, “Kashmir”, “Whole Lotta Love”, “No Quarter” y tantas más.

robert

 

Aunque fue con Led Zeppelin con quienes se hizo famoso, Robert Plant también ha tenido una exitosa carrera como solista, sobreviviendo a los salvajes 80 y manteniéndose vigente en los 90 a pesar de la embestida del grunge. Recientemente reunió a una de sus bandas pre-Zeppelin, la Band of Joy (en donde lo conoció Jimmy Page tocando al lado de Bonham) y se apuntó un gran éxito de ventas grabando junto a Allison Krauss. En tres ocasiones se reunió con Led Zeppelin (sí, sin Bonham), la primera en 1985 durante el concierto caritativo Live Aid (además transmitido a todo el mundo por televisión), la segunda en 1995 durante la ceremonia de su inclusión en el Rock and Roll Hall of Fame  y la tercera en 2007 para celebrar el aniversario de su benefactor, el fundador de la disquera Atlantic, Ahmet Erthegun. Tras este show en la arena O2 de Londres se especulaba que la banda pudiera seguir haciendo shows, sin embargo Plant echó por tierra todos los planes de sus compañeros al negarse a continuar con más shows pues según dice, no le interesa “ser parte de una rocola”.

philo-big

También hoy habría llegado a los 65 años Phil Lynott, uno de los grandes héroes casi olvidados por el gran público. Este hombre, afroamericano e irlandés, fue el fundador, bajista, letrista y cantante de una de las más grandes bandas de la historia del Rock: Thin Lizzy. Con esta banda perfeccionó lo que ya venían haciendo los Allman Brothers, Wishbone Ash y Lynyrd Skynyrd, y que muchos años después retomarían de Thin Lizzy bandas como Iron Maiden, Judas Priest, Def Leppard, Scorpions y muchos otros: las guitarras gemelas. Provistas por Brian Robertson y Scott Gorham, sus armonías en conjunto se convirtieron en el sello característico de la banda. La calidad vocal de Lynott le ganó el fanatismo de muchos al igual que sus letras que son de la más calidad poética, a la par de las de Dylan, Neil Young, Van Morrison o Bruce Springsteen. Aunque muchos no tienen ni idea de quiénes son, todo mundo ubica canciones como “Whiskey In the Jar” (la cual no querían que saliera en la radio y sin embargo les dio su primer número 1 en las listas de popularidad), “The Boys Are Back In Town”, “Jailbreak” o “Bad Reputation” en cuanto las escuchan.

Aquí recordamos a este hombre que aún no recibe el reconocimiento que merece su legado, uno tan importante como el que dejaron Hendrix, Cobain o Morrison. Quizás nunca fue tan famoso o nunca lo tomaron en serio. Sin embargo, la estatua que se le hizo en Dublin (en donde se le venera más que a U2), es un lugar de peregrinaje muchos fans de todo el mundo. Sus ex-compañeros de banda se han encargado de mantener vivo su legado, aunque nunca ha sido lo mismo sin la presencia de Lynott, por lo cual decidieron dejar de usar el nombre de Thin Lizzy y dejar su legado intacto.

dime

Y también hoy nacía hace 48 años un hombre que habría de convertirse en el héroe de millones de personas alrededor del mundo: Dimebag Darrell. Hijo del cantante country Jerry Abott, el adolescente de nombre Darrell Lance Abott habría de ser contagiado por la fiebre del Rock por parte de KISS y Van Halen. Ace Frehley y Eddie Van Halen se convertirían en el ejemplo a seguir para el joven que de inmediato empuñó una guitarra con la que transformaría el mundo de la música.

Aunque en sus años iniciales Pantera, la banda que formó con su hermano Vinnie Paul, se enfocaba más en tocar como las bandas Californianas de mitad de los 80, cuna efervescente del Glam Metal, sería hasta la llegada de bandas como Metallica, Slayer y Megadeth  y reclutar al cantante Phil Anselmo que Pantera daría una vuelta radical al timón y crearía su propia versión del Thrash Metal, después bautizada por los medios como Groove Metal. Dimebag fue el motor de esta transformación con sus riffs y solos impresionantes que se contagiaban en los escuchas como la viruela. De inmediato miles de jóvenes alrededor del mundo trataban de emular las proezas guitarrísticas de este nuevo mesías metalero, inspirando a muchos a formar sus propias bandas. Su aportación fue fundamental para lograr la supervivencia del Metal durante los 90, Pantera ya se ubicaba a nivel de las bandas que los influenciaron, vendía discos por millones y tocaban alrededor del mundo. Su trágica muerte fue un duro golpe para el mundo del Rock. Se ha especulado mucho sobre reunir a Pantera con guitarristas suplentes, siendo el nombre más socorrido el de su gran amigo Zakk Wylde, sin embargo, es imposible reemplazar lo irremplazable. Dimebag Darrell sólo hubo uno, muchos podrán imitarlo pero ninguno será como él.

T: IvanNieblas