Greg Abbot, gobernador de Texas Mundo
Foto: Spencer Platt/Getty Images

Gobernador de Texas promulga ley para prohibir ciudades santuario

La administración del presidente Donald Trump sigue dando tumbos contra los inmigrantes en territorio estadounidense.

La administración del presidente Donald Trump sigue dando tumbos contra los inmigrantes en territorio estadounidense. Además de propuestas como la construcción del muro en la frontera compartida por Estados Unidos y México y el #muslimban, el mandatario ha recalcado en varias ocasiones su intención por terminar con las ciudades santuario. Estas ciudades ponen en práctica políticas para limitar su colaboración con autoridades federales de inmigración, quienes exigen retener a los inmigrantes en custodia. En esta lista se pueden enumerar ciudades como San Diego, Los Ángeles, San Francisco, Miami, Chicago, Seattle, Phoenix, Houston, Austin y Dallas, estas últimas tres ciudades están situadas en Texas. Ayer, 7 de mayo, el gobernador de ese estado, Greg Abbott, dio un paso importantísimo en la prohibición de las ciudades santuario.

El gobernador de Texas promulgó la controversial ley SB 4, la cual prohibe las ciudades santuario y permite que los policías locales hagan labores de agentes fronterizos y puedan preguntarle sobre su estatus migratoria a cualquier persona que haya sido detenida. “Texas apoya firmemente la inmigración legal, la cual ha sido parte de nuestro estado desde su comienzo (…) pero la inmigración legal es distinta a acoger gente que ha cometido crímenes peligrosos”, sentenció Greg Abbot. El mandatario también indicó que el propósito de la ley SB 4 es mantener seguros a los texanos alejando a criminales peligrosos de sus calles. El Congreso de Texas buscaba prohibir las ciudades santuario desde 2011; hasta este año tuvieron éxito.

Y a todo esto, ¿qué contempla la SB 4?


La prohibición a las ciudades santuario en Texas entrará en vigor el próximo 1 de septiembre y contempla los siguientes puntos:

1.- La ley SB 4 faculta a la policía local para preguntar por el estatus migratorio de cualquier persona detenida, no importando cuál sea el motivo. Desde la acometida de un delito, una infracción de tránsito o cruzar imprudentemente la calle. Esto incluye las paradas rutinarias de tráfico. La nueva legislación es muy similar a la SB 1070 de Arizona, conocida popularmente como Muéstrame los papeles.

2.- Todas las prisiones del estado estarán obligadas a cumplir con las solicitudes de información que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) realice para conocer la situación de los presos.

3.- El proyecto estipula sanciones para los gobiernos locales y los departamentos de policía que no acaten las leyes de inmigración. Entre estas sanciones se contempla la cancelación de financiamiento federal y multas por desacato. La ley prevé imponer sanciones de hasta 25 mil dólares a sheriffs, policías y jefes de policía que no cooperen con las autoridades federales. Los jefes de policía de San Antonio, Austin, Houston, Dallas y Forth Worth se han expresado públicamente en contra de la SB 4.

Greg Abbott, gobernador de Texas

Foto: Erich Schlegel/Getty Images

Top Relacionadas
:)