El pueblo de Senoia, Georgia, en Estados Unidos era uno que iba en caída debido al desplome de su industria algodonera y agrícola, hasta que Robert Kirkman y su serie “The Walking Dead” llegaron al pueblo.

La producción de la serie llegó a un lugar con 3 mil 300 habitantes, donde la gente había dejado de cortar el césped y regar las flores. Esto lo convirtió en el lugar perfecto para grabar una serie que nos transporta a un apocalipsis zombi.

En seis años, el distrito comercial del poblado pasó de tener 6 negocios a 49. La mayoría de la gente atribuye el crecimiento económico a la llegada de la serie de televisión. Un propietario de una tienda dice que en un año su negocio creció un cuarenta por ciento.

Desde que comenzó el rodaje de la tercera temporada de “The Walking Dead”, el turismo creció tanto que no sólo llegan visitas de todo Estados Unidos, también del Caribe, Europa y Asia.

Un hombre, Brian Holland, lleva como pasatiempo el sitio de Walking Dead Locations, quien diariamente recibe correos de turistas de todo el mundo pidiendo ayuda para planear su viaje.

Para la tercera temporada usaron a Senoia como locación para darle vida al pueblo de supervivientes de Woodbury, administrado por el peligroso Gobernador.

Ahora, cuando se den una vuelta por Georgia, no olviden pasar a Senoia por un rico café “Zombi Oscuro” en la Woodbury Coffee House.

Fundé Sopitas como hobby y terminó siendo el trabajo de mis sueños. Emprendedor, amante de la música, los deportes, la comida y tecnología. También comparto rolas, noticias y chisma en programas... More by Francisco Alanís

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook