4 tips para hacer rendir al máximo la querida quincena

De  niño, uno esperaba todo el año para el día de Reyes. Doce largos meses para volver a ver el resultado de tus buenas calificaciones y de lavar trastes todos los días. Por fin llegaba el día y recibías el juguete soñado. Lo cuidabas como a la vida, querías que estuviera contigo para siempre. Y cómo no, si te habías rifado como campeón para merecerlo. ¿Por qué no cuidamos así nuestra quincena? Le damos duro durante dos semanas para que llegue y ¡puff! Ni chance de disfrutarla. Eso no puede seguir así.

Por eso, hemos preparado una guía sencillísima para hacer rendir tu quincena y que cada día de pago te sientas como niño con juguete nuevo. ¡Y que te rinda no sólo quince días, sino sacarle el máximo provecho posible! Te lo mereces y te queremos ver triunfar. Quincena, añorado tesoro.

1. Haz un presupuesto con tu quincena

Sabemos que no te puedes perder el viernes de burgers desde casa. Pero quizá estés gastando demasiado en comida o tus aplicaciones de envíos o apuestas te drenan tu lana. Por eso, te recomendamos hacer un presupuesto al inicio de tu quincena. Estima, con números cerrados, cuánto destinarás a ahorro, vivienda, comida, ropa y diversión. Y por amor de todos tus picks de apuestas, mantente en esos presupuestos.

2. Tu presupuesto debe empezar con cuánto vas a ahorrar

Sí o sí. Uno de los grandes errores de las finanzas personales es que ahorramos lo que nos queda, y es peor cuando no nos queda nada. Entonces, cuando recibas tu quincena, primero separa lo que toca para ahorrar y ahora sí, date como magnate.

3.Cambia tu nómina a HSBC

Muchos no lo saben, pero la portabilidad de nómina es un derecho que tenemos todos los trabajadores. Es igual que con el celular, lo puedes hacer sin que intervenga tu jefe o tu banco. Sólo vas a HSBC y le dices “Señor HSBC, quiero traer mi nómina con usted” ¡y listo! Además, si ya tienes una cuenta en el banco, puedes hacerlo desde tu app móvil o Banca por Internet en minutos.

¿Pero por qué en HSBC? ¡Pues porque si cambias tu nómina con ellos, te reembolsan el 2% de tus compras del súper! Puede sonar poco, pero después de un par de visitas al súper, tus burgers empezarán a pagarse solas. True story.

4. Liquida deudas

Tu dinero es realmente tuyo hasta que pagas lo que debes. Es como si el Día de Reyes tuvieras que regresar tu juguete al final del día. Qué feo, oye. Ya sea que le debas a don Juan el de la tienda o la tarjeta de crédito, no importa. La única manera de tener libertad financiera, ahorrar y hacer rendir tu quincena, es liquidando deudas antiguas. Tip extra: si cambias tu nómina a HSBC, te ofrecen tarjetas de crédito sin costo de anualidad. ¡Un gasto menos!

Ahora sí, con estos sencillos consejos empezarás a ver resultados inmediatos. Para más información sobre tu portabilidad de nómina, puedes visitar el sitio de HSBC. Y si ya eres cliente HSBC, lo puedes hacer ya mismo desde su app o la Banca en Línea. Si tienes dudas, marca al 55 5721 5661 y con gusto te dirán que tenemos razón en todo lo que te acabamos de aconsejar. 😉