Esta noticia llega desde Campinas, São Paulo, Brasil, donde al menos cuatro personas perdieron la vida en un tiroteo dentro de la Catedral Metropolitana de Campinas… después, el agresor se suicidó.

De acuerdo con medios de comunicación, el sujeto entró a la iglesia con una pistola, un revólver y una vez preparado comenzó a disparar contra los asistentes a misa. El saldo fue de al menos cuatro personas heridas, cuatro personas fallecieron y, además, el hombre se quitó la vida.

Ante los hechos, las autoridades aún desconocen los motivos del tiroteo y, de paso, tampoco han identificado al agresor: “No sabemos el motivo, él no dijo nada. No sabemos quién es”, explicó Paulo Monteiro, oficial del cuerpo de Bomberos de la ciudad.

En cuanto a las víctimas, cuatro personas eran hombres y una mujer. Sin embargo, tampoco han sido identificadas —en este hecho que ha conmocionado a los brasileños, ya que de acuerdo con los testimonios, se escucharon entre 20 y 30 disparos durante unos segundos, mientras los asistentes a misa salían corriendo de la iglesia—.

“No estamos acostumbrados a ver ancianos baleados… tenían lesiones muy graves, en la cabeza, en el cuello”, declaró un policía a medios de comunicación mientras la policía de São Paulo ha considerado este hecho con un a tragedia.

Por su parte, la arquidiócesis de Campinas informó que la catedral ha sido cerrada para que el equipo de emergencias atienda a las víctimas mientras la policía comienza con la investigación del caso.

“Según el sitio de noticias G1, el hombre irrumpió en el lugar de culto alrededor de las 13:00 horas de São Paulo, durante una misa. Después de dispararle a los feligreses, el hombre se suicidó”: FranceNews24.

**Información en desarrollo.

**Foto de portada: @paraguaycom