No estamos repitiendo notas: otra vez sucedió lo mismo en Estados Unidos. Este martes, 7 de mayo, un tiroteo dentro de una escuela en las cercanías de Denver, Colorado, dejó al menos 7 alumnos heridos y dos arrestados.

De acuerdo al New York Times, los policías llegaron a la escuela STEM School Highlands Ranch —que da clases desde kinder a preparatoria— cuando recibieron la notificación a las 2 de la tarde de una escena violenta activa.

Una vocera del departamento de policía mencionó que todavía no había información sobre los jóvenes heridos, ni sus edades ni la gravedad de sus lesiones pues la escuela todavía enfrentaba una escena activa e inestable. Sin embargo sí dijo que podrían encontrar más alumnos lastimados.

En su conferencia de prensa, la vocera no dio explicaciones sobre cómo atraparon a los dos sospechosos del tiroteo.

tiroteo-colorado-preparatoria-mayo-heridos

Foto: @Briancbs4

Las imágenes recuperadas por los medios locales nos pintan una escena que ya se está volviendo recurrente en Estados Unidos: decenas de padres llorando y preocupados afuera de una institución educativa mientras helicópteros, ambulancias y servicios de emergencia intentan contener la situación. “Padres, por favor tengan paciencia”, pedía en Twitter el departamento del sheriff en el condado de Douglas, Colorado.

Si las palabras Colorado y tiroteo les suenan familiares es porque ese estado ha visto una gran cantidad de escenas similares reconocidas. En 1999 dos alumnos provocaron una masacre en la escuela preparatoria de Columbine y en 2012 un hombre solitario asesinó a 12 dentro de un cine, mientras pasaba la película de Batman, en el condado de Aurora. 

Ambos tiroteos —y súmenle el de hoy—, han sucedido en la entidad montañosa de Colorado.